ANTISEMITISMO: THE LONGEST HATRED

 

FUENTE: http://www.ushmm.org/holocaust/

ANTISEMITISMO: THE LONGEST HATRED

Los prejuicios contra el odio de los Judios, conocido como el antisemitismo, ha plagado al mundo desde hace más de 2.000 años. Temprano pensamiento cristiano Judios poseen colectivamente responsables por la crucifixión de Jesús. Esta enseñanza religiosa se ​​incrustó en la teología católica y protestante durante el primer milenio, con terribles consecuencias para Judios. Después de muchos siglos de persecución y exclusión, la minoría judía en Europa logrado algunos derechos después de la Ilustración. A medida que Europa se volvió más secular y los Judios integrarse en la sociedad, las formas políticas de antisemitismo surgió.Judios fueron atacados por sus ideas y su papel en la sociedad. En el siglo XIX, teorías pseudocientíficas que legitima una forma de antisemitismo racial se hizo popular entre algunos intelectuales y dirigentes políticos. Todos estos siglos de odio fueron explotadas por los nazis y sus aliados durante la Segunda Guerra Mundial que culminó en el Holocausto , el asesinato sistemático de los Judios de Europa.

“La historia ha demostrado que siempre que el antisemitismo ha ido sin marcar, la persecución de otros, ha estado presente o no se queda atrás. La derrota contra el antisemitismo debe ser motivo de gran importancia no sólo para los Judíos, sino para todas las personas que valoran la humanidad y la justicia …. “

EE.UU. Departamento de Estado

Tom Lantos, 1928-2008
A la memoria de Tom Lantos, presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de EE.UU., líder de la fuerza moral y defensora de los derechos humanos. Como el único sobreviviente del Holocausto para servir en el Congreso, que atestigua con elocuencia poco común a una verdad basada en la experiencia inefable: la promoción de la tolerancia es esencial para construir un mundo de libertad y de paz.

Que cada conciencia recordar que el antisemitismo es siempre mala y siempre es peligroso, puede que todas las voces hablan en contra del antisemitismo, y puede que todos tenemos el coraje cívico para tomar medidas contra las formas de antisemitismo y otras formas de intolerancia cuando y donde que se presenten.

“El pueblo judío ha visto, a lo largo de los años y de los siglos, que el odio prepara el camino para la violencia. La negativa a exponer y confrontar la intolerancia pueden conducir a crímenes más allá de lo imaginable. Así que tenemos el deber de exponer y confrontar el antisemitismo, dondequiera que se encuentre. “

El presidente George W. Bush
18 de mayo 2004
Washington , DC

“Reunidos en este lugar se nos recuerda que la crueldad tan inmensa que no ocurrió en un lejano, rincón civilizado del mundo, sino en el corazón mismo del mundo civilizado …. recuerda la historia de los [de concentración] campos que nos el mal es real y debe ser llamado por su nombre, y debe ser enfrentado. Se nos recuerda que el antisemitismo puede comenzar con las palabras, pero rara vez se detiene con palabras … y el mensaje de la intolerancia y el odio hay que oponerse antes de que se convierta en actos de horror “.

Vicepresidente Richard B. Cheney
27 de enero 2005
Cracovia , Polonia

Contemporáneo Global Anti-semitismo informe
publicado por la Oficina del Enviado Especial de Vigilancia y Lucha contra el Antisemitismo,
EE.UU. Departamento de Estado

Estimado lector:

El antisemitismo es una de las más antiguas formas de intolerancia malicioso y viola los preceptos de la dignidad humana y la igualdad que son fundamentales para una sociedad libre y pacífica.

La historia ha demostrado que siempre que el antisemitismo ha ido sin marcar, la persecución de otros, ha estado presente o no se queda atrás.

La derrota contra el antisemitismo debe ser motivo de gran importancia no sólo para los Judios, sino para todas las personas que valoran la humanidad y la justicia y quieren vivir de una manera más tolerante, pacífico. Juntos, debemos continuar nuestros esfuerzos para monitorear y combatir el antisemitismo en todas sus formas dondequiera y cuando quiera que ocurra.

Atentamente,

Gregg J. Rickman,
Enviado Especial de Vigilancia y Lucha contra el Antisemitismo

En los últimos años, ha habido un aumento en el antisemitismo, en la forma del discurso del odio, la violencia y la negación del Holocausto . Estos incidentes se producen en todas partes, pero especialmente en el mundo islámico y en tierras donde el Holocausto ocurrió. En muchos países del Medio Oriente, el antisemitismo se promueve en los medios de comunicación controlados por el Estado y los sistemas educativos y los grupos militantes con el poder político, como Hamas, use un lenguaje genocida con respecto a Judios y el Estado de Israel. El presidente de Irán ha declarado reiteradamente el Holocausto es un “mito” y que Israel debería ser “borrado del mapa.” En Europa, el antisemitismo es cada vez más evidente entre los dos partidos políticos de extrema derecha y de extrema izquierda. Y en los Estados Unidos, algunos estudiantes judíos en algunas universidades se enfrentan a la hostilidad antisemita. La violencia dirigida Judios e instituciones judías continúa alrededor del mundo. La negación y la minimización del Holocausto, junto con otras formas de odio contra los Judios, se ha extendido en Internet en varios idiomas.

A raíz de los fracasos morales y sociales que hicieron posible el Holocausto, el antisemitismo y enfrentar todas las formas de odio es crítica.

EL ANTISEMITISMO

La palabra antisemitismo significa prejuicio contra el odio de los Judios. ElHolocausto , la persecución patrocinada por el Estado y el asesinato de Judios europeos por la Alemania nazi y sus colaboradores entre 1933 y 1945, es el ejemplo más extremo de la historia del antisemitismo. En 1879, el periodista alemán Wilhelm Marr originó el términoantisemitismo , denotando el odio a los Judios, y también el odio de varias tendencias políticas liberales, cosmopolitas e internacionales de los siglos XVIII y XIX, a menudo asociados con los Judios. Las tendencias en ataque incluyó la igualdad de derechos civiles, la democracia constitucional, el libre comercio, el socialismo, el capitalismo financiero y el pacifismo.

El odio de los Judios específico, sin embargo, precedió a la era moderna y la acuñación del término antisemitismo . Entre las manifestaciones más comunes del antisemitismo en toda la historia fueron los pogromos , disturbios violentos lanzaron contra los Judios y animó con frecuencia por las autoridades gubernamentales. Los pogroms eran a menudo incitados por libelos de sangre-falsos rumores de que Judios usan la sangre de niños cristianos para propósitos rituales.

En la era moderna, los antisemitas añadido una dimensión política a su ideología de odio. En el último tercio del siglo XIX, partidos políticos antisemitas se formaron en Alemania, Francia y Austria. Publicaciones como los Protocolos de los Sabios de Sión generaron o apoyo para las teorías fraudulentas de una conspiración judía internacional. Un componente potente del antisemitismo político era el nacionalismo, cuyos adherentes a menudo falsamente denunciados Judios como ciudadanos desleales.

El siglo XIX xenófobo “voelkisch movimiento” (folk o el movimiento de la gente)-formado por filósofos alemanes, académicos y artistas que vieron el espíritu judío como ajeno al Pueblo Alemán en forma de una noción de la Judio como “no alemán”. Los teóricos de la antropología racial proporcionado apoyo pseudocientífica para esta idea. El partido nazi, fundado en 1919 y liderado por Adolf Hitler, dio una expresión política a las teorías del racismo . En parte, el partido nazi ganó popularidad mediante la difusión de anti-judíopropaganda . Millones compraron el libro de Hitler Mein Kampf(Mi lucha), que aboga por la eliminación de los Judios de Alemania.

Con los nazis ascenso al poder en 1933, la parte condenada antijudías económicos boicot , efectuado quemas de libros , y promulgó discriminatoria legislación antijudía. En 1935, las Leyes de Nuremberg racialmente definido Judios por “sangre” y ordenó la separación total de los llamados “arios” y “no arios”, por lo tanto la legalización de una jerarquía racista. En la noche del 9 de noviembre de 1938, los nazis destruyeron sinagogas y los escaparates de las tiendas propiedad de judíos en toda Alemania y Austria (un evento ahora conocido como la Kristallnacht pogrom o Noche de los Cristales Rotos). Este evento marcó una transición a una era de destrucción, en la que el genocidio se convertiría en el enfoque singular de antisemitismo nazi.

MUSEO DE LOS RECURSOS

El antisemitismo » 
Antisemitismo: Protocolos de los Sabios de Sión » 
Antisemitismo: cuán profundas son las raíces? » 
Panel de estudiante sobre Antisemitismo » 
Persecución Cristiana de Judios durante los siglos » 
“Past Revisited? Reflexiones históricas sobre el antisemitismo contemporáneo “papel ocasional en el Centro de Estudios Avanzados del Holocausto» 
La negación del Holocausto » 
Propaganda nazi » 
Racismo » 
legislación antijudía en Alemania de la preguerra » 
Bibliografía » 
Fotos » 
Recursos adicionales sobre el antisemitismo » 
Cronología Negación del Holocausto »

EXPOSICIONES

<i> una mentira peligrosa: Los Protocolos de los Sabios de Sión </ i>

Una mentira peligrosa: Los Protocolos de los Sabios de Sión
. Esta exposición especial explora el impacto continuo de la publicación antisemita más amplia distribución de los tiempos modernos Lea más acerca de los Protocolos  » Ver línea de tiempo de animación desde 1864 hasta el presente » Vea un video sobre la exposición » عربي  » فارسی  » Português (BR) » en Español » Türkçe » اردو  »

Anuncios

ARTÍCULOS DEDICADOS AL LADO DESCONOCIDO DE LA GUERRA

 

ULTRA SECRETO

WUWA! – WUNDERWAFFEN : EL PROYECTO ATÓMICO NAZI

PARTE 1

La historia oficial.

    En su wagneriana caída, el tercer Reich mantiene el ánimo combativo de millones de alemanes con una promesa: la existencia de WuWa, la WunderWaffen, un “arma maravillosa” definitiva que cambiará para siempre el rumbo desfavorable de la guerra. Simultáneamente desde 1942 se desarrolla en Estados Unidos un esfuerzo industrial y científico sin precedentes: el llamado “proyecto Manhattan”, destinado a crear la bomba atómica.
    Estados Unidos sabe que Alemania tiene los técnicos, los científicos y el poder industrial necesario para abordar la fabricación de la bomba atómica, pero aparentemente desconoce el grado de desarrollo atómico del régimen nazi. La guerra transcurre, y a excepción de los ataques efectuados por los cohetes V-1 y V-2, y de los aviones a reacción Me-262, no hay rastro de las anunciadas armas definitivas alemanas.
    A principios de 1945 el colapso del ejército nazi es inminente, sus comunicaciones y suministros han quedado destruidos y en mayo el fin llega tras el suicidio de Adolf Hitler. Un comando especial del servicio de inteligencia americano, al que se conoce como “ALSOS”, se encarga de investigar y recopilar cualquier información referente al programa de la hipotética bomba atómica nazi.
    Finalmente el comando encuentra, escondido en una gruta excavada bajo una iglesia de Haigerloch, el reactor experimental B-VIII, un tosco recipiente de agua pesada, con un par de inservibles reactores sumergidos en su interior. Samuel Gouldsmit, jefe de la operación “ALSOS”, es tajante en sus conclusiones: el proyecto de la bomba atómica de Hitler fue un mito creado para someter la voluntad de millones de alemanes a una resistencia sin esperanza en una guerra suicida . La prometida WuWa no existió jamás.

Farm Hall: los científicos alemanes hablan.

    Uno de los objetivos principales de la operación ALSOS era capturar a aquellos científicos alemanes que podían haber jugado un papel considerable en el desarrollo del hipotético programa atómico nazi. Sin demasiado esfuerzo, son encontrados Heisenberg, creador del principio de incertidumbre y premio Nóbel de Física, y Otto Hahn, descubridor en 1938 de la fisión nuclear, clave para el futuro desarrollo de la bomba atómica.
    También son detenidos Kurt Diebner y Walter Gerlach, principales responsables políticos del “uraniorum”, el programa “oficial” de energía nuclear alemán, con sede en la llamada “Virus House” de Berlín. Poco después de la guerra, el puñado de científicos capturados son internados en una casa de campo equipada con micrófonos, a la que se conoce como “Farm Hall”.Allí se observan atentamente las reacciones y conversaciones de los sabios, con objeto de conocer en profundidad el estado de las investigaciones nucleares durante el tercer Reich.
    Se obtienen algunos datos: en 1942, se reúnen en Berlín Heisenberg y Albert Speer, entonces flamante ministro de armamento del Reich, en sustitución del recientemente fallecido Dr. Todt. Heisenberg le comunica a Speer que no es posible técnicamente una bomba atómica en un plazo inferior a tres o cuatro años, y que solo es interesante y practico un esfuerzo orientado al desarrollo de un reactor nuclear que permita la propulsión de submarinos. En consecuencia Albert Speer otorga al grupo de Heisenberg la escasa cantidad de dos millones de marcos, cifra veinte veces superior al ridículo presupuesto inicial solicitado por el propio Heisenberg. Después de tres años, los resultados de dicha investigación nuclear son prácticamente nulos. No hay reactor, no hay bomba. Tan solo un ciclotrón que es rápidamente incautado por los rusos en su avance hacia Berlín, y un reactor no operativo en el pequeño pueblo de Haigerloch.
    Cuando el 6 de agosto de 1945 les es comunicada la explosión de la bomba atómica de Hiroshima a los retenidos en Farm Hall (Reino Unido), la incredulidad y sorpresa de los alemanes es absoluta.
    Todo quedara reflejado finalmente en un libro escrito por el propio Samuel Gouldsmit: “Myths around the german atomic Bomb”, en el que se concluye que la investigación científica y tecnológica era inviable en la tiránica Alemania nazi, y que dicho avance solo es posible en los países que se ajustan a los esquemas de la democracia liberal angloamericana. Punto final.

PARTE II

Uranio enriquecido U-235: ¿quien llegó antes?

    El uranio que puede encontrarse en la naturaleza esta compuesto en un 99% de uranio 238, no fisionable y por tanto no apto para hacer bombas atómicas, y un 1% de uranio 235, fácilmente fisionable. Una excepción son las minas de Oklo, en el país centroafricano de Gabón, en donde en 1972 se encontró uranio natural con un 70% de isótopo U235 y vetas de mineral que generaban reacciones sostenidas espontáneas, así como cantidades significativas de plutonio 239 en estado natural.
    El proceso de separación de los isótopos de uranio es muy complejo, ya que no puede hacerse por vía química, solo mecánicamente. Los norteamericanos del proyecto Manhattan usaron un sistema de confinamiento electromagnético de separación de isótopos, llamado calutrón, que tras dos años de arduos trabajos y un gasto cercano al billón de dólares, solo había producido dos gramos de U235 a finales de 1944.
    Posteriormente, en enero de 1945 los americanos iniciaron otro procedimiento de separación basado en un costoso sistema de filtrado mediante membranas de polvo de níquel comprimido del gas hexafluoruro de Uranio, que, aun siendo más eficaz, apenas permitió tener disponibles dos kilogramos de U235 en Julio de 1945.
    El tercer sistema basado en un sistema súper-centrífugo, inventado por el alemán Von Ardenne para la producción masiva de U235 fue un éxito, pero dicho sistema solo fue conocido por los americanos desde 1958 y usado por los rusos desde 1946, después de la guerra.
    El sistema consiste en una cadena de tubos en cascada de unos 10 a 15 centímetros de diámetro que se hacen girar a una 30.000 revoluciones por segundo. El hexafluoruro de uranio con u235, más ligero que el que contiene u238, permanece en el centro del cilindro, de donde es absorbido e inyectado en un nuevo cilindro centrífugo, y así sucesivamente hasta conseguir una pureza de u235 del 95%.
    Otro ingeniero austriaco llamado Gernot Zippe que colaboro con Von Ardenne y que fue capturado también por los rusos, consiguió emigrar a los estados unidos en 1958, atribuyéndose la invención del sistema centrífugo y patentándolo en occidente en 1960, en donde se conoce como Método Zippe de enriquecimiento de Uranio. Desde 1960 hasta 1985 el sistema centrífugo fue usado también en Estados Unidos. Es diez veces más eficaz y de mucho menor consumo eléctrico que el sistema de filtrado americano. Aun hoy los rusos siguen usando el sistema centrífugo, y de hecho son los mayores productores del mundo de U235. El sistema de enriquecimiento mediante cascada de súper-centrifugadoras es usado además en Holanda, Corea del Norte, China, Irán, Irak e Israel.
    Como resultado de lo anterior, y ante la imposibilidad del proyecto americano de realizar una bomba de uranio 235, enfocaron todos sus esfuerzos en la fabricación de una bomba de plutonio 239, elemento artificial también fisionable apto para la fabricación de bombas. En 1942 el físico italiano del proyecto Manhattan, Enrico Fermi, consiguió poner en funcionamiento sostenido un reactor nuclear que permitía la fabricación de plutonio Pu239, mediante la radiación intensiva del uranio 238. A pesar de todo, los Estados Unidos solo disponían de 6 kilogramos de plutonio a mediados de Julio de 1945.

Una prueba antes de la ofensiva de Kursk.

    En las vísperas de la batalla de Kursk, un teletipo por valija diplomática fue enviado a todas las embajadas alemanas en Europa. En dicho comunicado se informaba de que había sido realizada con éxito la prueba de una bomba nueva, de poco tamaño y formidable potencia.
    Se trataba de una bomba mixta de explosivo convencional y una pequeña cantidad de material fisionable que habría hecho las veces de fulminante de alto poder sobre la carga de explosivo convencional. Pero los alemanes ya tenían una prueba de la eficacia de sus métodos en el manejo de material nuclear. Y lo que es más importante: ya en 1943 los alemanes hicieron acertadas estimaciones de la potencia de una bomba atómica de uranio.
    De 1943 son los detallados planes nazis de ataque nuclear contra Nueva York ideados por la OKL, la oficina de la Luftwaffe de Hermann Goering, en donde se especificaban exactamente los valores en kilocalorías por kilómetro cúbico del efecto de una explosión nuclear en Manhattan, y que coincidían por completo con la cantidad de kilotones de la bomba que seria usada el 6 de agosto de 1945 sobre Hiroshima.

 

“Zielvorschlag New York” (Objetivo Nueva York).

    En 1987 se publicó una obra que hoy es ya un clásico: “Waffen und Geheimwaffen des deutschen Heeres. 1933-1945.”
    El autor es el historiador Fritz Hahn que pertenece sin la más mínima duda al campo de la historiografía más académica y oficial.
    En la página 168 del tomo II se encuentra reproducido el siguiente documento:

    Nos encontramos pues, ante un documento perfectamente conocido y aceptado como auténtico, por la más rigurosa historiografía oficial.
    Este plano se realizó en Alemania en 1944 y se le relaciona en todo momento con los proyectos que surgieron aquel año para bombardear Nueva York con cohete como el A-9/A-10 o con aviones espaciales como los concebidos por Eugen Sänger. Según los historiadores oficiales, estos ingenios habrían transportado cargas explosivas convencionales de una o dos toneladas.
    Pero para lanzar esas dos toneladas sobre América se requería un costoso cohete de 100 toneladas de peso. Un arma tan antieconómica sólo podría haberse usado a muy pequeña escala y con un impacto más psicológico que militar. He aquí el motivo de que todos estos proyectos fuesen cancelados, concluyen los historiadores ortodoxos.
    Pero si se fijan con atención en el documento, verán que éste nos cuenta una historia MUY DIFERENTE.
    Como se puede ver nos encontramos ante un mapa que indica la densidad de distribución calorífica (en kilocalorías por kilómetro cuadrado) que generaría cierto bombardeo de la ciudad de Nueva York.

Se indica:

  • La zona circular de daño máximo, que llega hasta los 1,35 km de distancia del centro de impacto.
  • La zona de daño secundario que alcanza hasta un radio de 4,35 km del centro teórico de impacto.
  • Un círculo punteado de 2 km de radio, que indica la zona de dispersión probable del impacto, es decir, la zona alrededor del centro teórico de impacto donde el misil caerá probablemente de modo efectivo.

    Lo importante es fijarse ahora en las cifras indicadas. La densidad de cobertura calorífica media en la zona de daño máximo es de 1,4 por 10E8 kcal/kmE2 y en la zona de daño secundario de 7 x 10E6 kcal/kmE2.
    Es decir, que en un círculo de 1,35 km se depositarían 140.000.000 kcal por cada kilómetro cuadrado; o lo que es lo mismo 140.000.000.000 calorías por kilómetro cuadrado (140 mil millones).

Con ayuda del gráfico es fácil calcular la energía calorífica total que se habría depositado:

Zona de daño máximo 7,435 x 10E8 kcal.
Zona de daño secundario 3,695 x 10E8 kcal.
Energía calorífica total depositada 11,130 x 10E8 kcal.

    En una explosión nuclear típica, aproximadamente entre el 6 y el 8% de la energía desprendida se irradia sobre las superficies adyacentes. Sabido esto y conociendo la equivalencia en calorías de un kilotón (un kilotón o kt equivale a la fuerza explosiva de 1.000 toneladas de TNT, que equivalen a su vez aproximadamente a 1,12 x 10E12 colorías) es fácil estimar la potencia de la bomba que habría generado la onda de choque térmica del mapa.

Los valores que se obtienen están entre los 14 y los 18,8 kt.

Algunas consideraciones:

a) Es por supuesto completamente imposible producir los estragos que muestra el plano usando cohetes con cabezas convencionales de una o dos toneladas, a no ser que se usen muchos miles simultáneamente.

b) Toda explosión atómica produce tres efectos principales: onda de choque, efecto térmico y radiaciones. Pero es el calor el que causa el 60% de las muertes en toda explosión mayor de 10 kt.
Este es el motivo por el que los científicos alemanes se limitaron a indicar el alcance letal de los efectos térmicos. En la zona de daño máximo se depositan 14 calorías por centímetro cuadrado (14 cal/cmE2). Dado que con 10 cal/cmE2 ya se producen quemaduras mortales de tercer grado, se comprende que lo que el mapa nos indica es el área en el que la tasa de mortalidad habría sido prácticamente del 100% (toda la parte central y sur de la isla de Manhattan).

c) Los parámetros de este artefacto se parecen a los de la bomba de Hiroshima de modo “asombroso”:

  • La mayoría de autores estiman la potencia de Little Boy entre 15 y 20 kt.
  • En Hiroshima se depositaron 10 cal/cmE2 hasta un radio de 1,6 km (Encyclopedia of Sciencie & Technology. Volumen 12, página 130. Editorial Mc Graw Hill).

    Haciendo una breve extrapolación lineal vemos que este artefacto habría liberado unos 11 cal/cmE2 en ese mismo radio.

d) En definitiva podemos ver que los autores del documento que nos ocupa tenían un conocimiento preciso de los efectos del artefacto que habían planeado lanzar.
Pero la bomba atómica era un arma completamente nueva y revolucionaria cuyos efectos exactos no se podían prever con tanta precisión.

Hitler tranquiliza a Mussolini.

    En Abril de 1944 tuvo lugar una importante reunión en el castillo de Klessheim de Salzburgo, a la que asistieron Benito Mussolini, Adolf Hitler, el mariscal Rodolfo Graziani, Von Ribbentrop, Keitel, Dollman y el embajador de Alemania en Italia, Rhan.
    Con objeto de tranquilizar a su aliado, Hitler le transmitió una información extraordinaria, corroborada por varios testigos en declaraciones hechas tras la guerra.
    Hitler dijo: “…tenemos aeroplanos a reacción, tenemos submarinos no interceptables, artillería y carros colosales, sistemas de visión nocturna, cohetes de potencia excepcional y una bomba cuyo efecto asombrara al mundo. Todo esto se acumula en nuestros talleres subterráneos con rapidez sorprendente. El enemigo lo sabe, nos golpea, nos destruye, pero a su destrucción responderemos con el huracán y sin necesidad de recurrir a la guerra bacteriológica para la cual nos encontramos igualmente a punto. No hay una sola de mis palabras que no tenga el sufragio de la verdad. ¡Veréis!..“.

FUENTE: http://sgm.casposidad.com/

WAFFEN SS

INTRODUCCIÓN

De todas las organizaciones y fuerzas militares alemanas, las SS (Schutzstaffel) son sin duda las más difamadas y también las menos comprendidas entre los historiadores. No eran las SS un cuerpo vestido de negro que marchaba al paso de ganso como se les suele mostrar en las películas y en algunos trabajos de historia. En realidad las SS eran una compleja organización político-militar que estaba constituida por tres ramas bien definidas, todas relacionadas pero con funciones únicas.

La Allgemeine SS (SS Generales) Era el cuerpo principal de la organización que tenía un rol administrativo y político.

La SS-Totenkopfverbände (Organización SS de las Calaveras).

La Waffen SS (SS Armadas) Fue creada más tarde para complemetar las necesidades militares del Tercer Reich.

Las Waffen SS, los hombres de los que dependía todo el juego, y a lo largo de la guerra, la fuerza con la que había que contar; la infantería mecanizada de las Waffen así como sus Divisiones Panzers, crearon el mito del ejército “perfecto”.

WAFFEN SS

INTRODUCCIÓN

Las Waffen SS fue una organización de elite, dentro del gobierno Hitleriano, por lo tanto tenían equipamientos superiores al Heer (Ejército) o a algunos de los aliados, no es menos cierto que se comportaban con una brutalidad indescriptible. Tenían fuertes tendencias ideológicas, como ejemplo,“Panzer” Meyer, que combatió en la Leibstandarte y en la Hitler Jurgend se veía a sí mismo como un nuevo Sigfrido en un campo de batalla Wagneriano y que dicha visión permeabilizaba a sus subordinados.

El elitismo de las Waffen SS procede de la firme creencia en que eran biológica y políticamente superiores, algo en lo que les habían adoctrinado en escuelas no sólo militares (de las cuatro escuelas SS, sólo una era militar, dedicándose las otras de manera exclusiva a la formación política, mística y espiritual).

Aunque aborrecibles en su motivación, las Waffen SS me parecen un admirable ejemplo de en lo que se convierte una tropa convencida de su superioridad moral. Nadie puede dudar de su arrojo, valor, capacidad combativa y desprecio por el peligro, y el hecho de que en todas las batallas importantes del frente oriental, así como también en el Oeste desde la invasión de Normandía, el resultado hubiera sido muy distinto si no hubieran participado dos o más unidades de la Waffen SS.

Juramento de las SS: “Yo te juro, Adolf Hitler, Führer y Canciller del Reich, fidelidad y valor. Prometo obediencia hasta la muerte a ti y a los superiores por ti designados. Que Dios me ayude”.

EMBLEMAS DE LAS WAFFEN SS

LA HISTORIA DE LAS WAFFEN SS

    Desde los principios de la constitución del Partido Nazi NSDAP, antes de tomarse el poder, en sus años de formación, la elite del Partido conformo unidades especiales cuyo único propósito es la guarda y protección de sus líderes.

La primera de ellas se constituyo cuando los hombres de la Compañía 19 de Morteros, bajo el mando de Ernst Röhm, actúa como un cuerpo de guardia en las primeras reuniones de Adolf Hitler y otros miembros del Partido. Este primer grupo de hombres se constituyo como las SA, las cuales pronto empezaron a crecer.

Desde sus inicios Adolf Hitler las vio más como un problema, que como una herramienta útil. A medida que fueron creciendo Hitler ordeno la formación de una unidad especial de seguidores leales destinada a proteger a los líderes de la NSDAP. Esta unidad fue constituida bajo el mando de Julius Schreck y Joseph Berchtold. Sin embargo a pesar de estar separada en sus funciones, seguía bajo el control de las SA. Para esta época se determino utilizar como insignia de esta unidad la Calavera o Totenkopf, sobre la gorra de los hombres, además de otra serie de elementos exclusivos de esta organización.

Las SA continuaron existiendo bajo el nombre de Frontbahn , liderada por Ernst Röhm. Las SA empezaron a crecer sustancialmente,  desde 2000 en Noviembre de 1923 a 30000 en muy corto tiempo. Cuando Hitler fue liberado de la cárcel, se estableció una batalla por el manejo de las SA entre Röhm y el;  esto al final condujo al asesinato de Röhm, ordenado por Hitler posterior a la celebre Noche de los Cuchillos Largos, noche además durante la cual se inicio el asesinato de todas aquellas personas que pudieran representar algún día un problema para el futuro Führer; el 1 de julio de 1934, los hombres de las SS encabezados por Theodor Eicke, entran en la celda de Röhm en Munich y le disparan a quemarropa; dos días más tarde, el gabinete de Hitler paso una ley de un solo párrafo: ” Se considera legalmente que las medidas tomadas el 30 de junio y el 1 y 2 de julio para suprimir las actividades traidoras fueron tomadas en defensa del estado en un momento de emergencia “.    El 9 de Noviembre de 1923 esta unidad , además de las SA y otras de la NSDAP tomo parte en el fracasado Putsch de Munich contra la República de Weimar. Al fracasar el Putsch, Hitler fue arrestado con otros miembros del partido y la unidad oficialmente disuelta,  así como las SA.

Pronto Hitler ordeno la reorganización de su fuerza de adictos, por fuera del control de las SA, denominándolo para esa época como fuerza de choque o Schutzstaffel. Con la formación de esta fuerza conocidas posteriormente como las SS, vinieron a coexistir dentro de la NSDAP dos organizaciones políticas paramilitares.

Después de la formación de las SS en 1925, estas pronto adquirieron una dinámica propia de crecimiento, derivándose de ella la creación de la más tarde conocida como unidades Leibstandarte de las SS. En 1933, ocho años después de la creación de las SS, ellas contaban con 50.000 miembros, es en la primavera de 1933 cuando se decide la creación de unidades de elite alrededor de las SS.

Esta elite de la elite, se convierte en un cuerpo especial de guardaespaldas, conformando una unidad como Guardia de Korps de Hitler;  la cual solo respondía a su mando.

Para aumentar la guardia personal de Hitler se envío a Berlín un selecto contingente de 120 hombres bajo el mando de un oficial de las SS bávaras, Josef Sepp Dietrich, quien más tarde seria comandante de la División Panzer Leibstandarte Adolf Hitler. A partir de entonces, cualquiera que visitara al Führer tenia que pasar primero por el inflexible escrutinio de al menos tres miembros de esta Leibstandarte o guardaespaldas.

En 1933 se crean además dos nuevos Comandos Especiales (Sonderkommando)  el de Zossen y el de Juterbog, estos dos funcionan como unidades de entrenamiento del localizado en Berlín.
Un gran oficial de reclutamiento, Gottlob Berger, que tuvo que emplear la imaginación y los recursos inimaginables para lograr reclutar las fuerzas que se sacaron para completar las unidades de Waffen SS, que no tenían disposición de cupos de reclutamiento ordinario, como otros servicios de las fuerzas armadas, hizo que se echara mano a lo que había disponible: voluntarios extranjeros, arios primeros, nórdicos después, y al final pasando de todo, policías y personal de otra rama de la SS como la Totenkopfverbände, que entre otras tareas de seguridad interna (perseguir a los enemigos del Reich), tenían la de vigilancia de los campos de concentración de prisioneros políticos y los de exterminio, hasta con criminales convictos, con los que se formo las Brigadas, más tarde Divisiones,Dirlewanger y Kaminski.    En Septiembre de 1934 Hitler crea el ala militar del partido aprobando la formación de las SS Verfügungstruppe o SS-VT (tropas de servicios especiales), bajo sus ordenes directas. Pronto Himmler se decide a crear dos nuevos regimientos de las SS, el Germanía y Deutschland, que junto con la ya creada Leibstandarte Adolf Hitler, constituyeron la semilla de las futuras Waffen SS. Se elige para comandar esta fuerza a Paul Hausser como general de brigada, quien introdujo las innovaciones en entrenamiento y equipo, fue el impulsor del uniforme mimetizado, y supo inculcar a sus hombres muchas de las teorías nazis sobre la supremacía de los hombres arios y los subhumanos.

En Agosto de 1938 Hitler autoriza la motorización de sus preciadas SS. Con el fin de convertirla en una unidad de combate activo, el Führer las hace participar en la ocupación de Austria y en la de los Sudetes.    Como la SS era una organización muy compleja, con distintas ramas, que abarcaban desde reservistas en el Reich a tiempo parcial, en tareas se seguridad o gendarmería, hasta unidades de policía (tanto la de seguridad como la de orden público), ya que a partir de principios de 1944 se ordenó que todas las unidades de la Shutzpolizei debían vestir el uniforme de combate de la SS o llevar en su uniforme, en el bolsillo izquierdo, un escudo con las dos runas.

En Octubre de 1939 se autoriza la creación de las Divisiones de las SS,  sujetas la Ejército a fin de evitar los recelos de los generales de la Wehrmacht;  con los regimientos Deutschland, Germanía y Der Führer se crea la División SS Verfugugs. El Leibstandarte Adolf Hitler será reforzado y más tarde elevado al rango de división. Himmler da a sus unidades militares el titulo de Waffen SS, (Waffe en alemán es arma). En Marzo de 1940 Hitler autoriza la formación de cuatro nuevos batallones de artillería motorizada para unirlos a las Waffen SS y el Leibstandarte Adolf Hitler. En Mayo de 1940 encontramos las primera unidades de las Waffen SS encuadradas dentro de los ejércitos desplegados para invadir a Francia. Desde su constitución en 1940, hasta 1945, contó con 910.000 hombres con una formación militar de elite.

Las Waffen SS acarrearon gran parte de la mala fama de la organización madre, lo que no quita a que hubiera verdaderos comportamientos criminales entre sus miembros, desde el oficial que mandó fusilar prisioneros británicos en Merville (División Totenkopf) y Wormhoudt (División Liebstandarte) en 1940, la masacre de civiles franceses en Oradour-Sur-Glane (División Das Reich), y el fusilamiento de prisioneros norteamericanos en Malmedy (División Leibstandarte),estas últimas en 1944, hizo que al acabar la guerra acarreasen la infamia de “carniceros” y asesinos. Dentro del aspecto puramente militar, es criticable el desprecio fanático a la vida en el cumplimiento de la misión, lo que hizo que la proporción de bajas entre las unidades Waffen SS de primera línea fuese escandaloso en comparación con otras unidades del Heer (Ejército), pues eran bajas que con una planificación más metódica se podían haber evitado, pues una de los obligaciones del soldado es preservar su vida para seguir combatiendo al día siguiente: la carga del 9º Batallón de Reconocimiento Blindado de la División Honnestauffen en el puente de Arnhen es uno de los ejemplos más típicos, pues supuso la destrucción de la unidad.

FUENTE: http://sgm.casposidad.com/

Algunas veces se cree que las Waffen SS son una cuarta rama de las Fuerzas Armadas Alemanas, Heer (Ejército), Luftwaffe (Fuerza Aérea), Kriegsmarine (Marina de Guerra) porque en el campo de batalla, estaba al mando directo del OKW (Comando de las Fuerzas Armadas), pero esta creencia no es del todo correcta, porque el control estratégico lo mantenía la propia Waffen SS.

EL JUICIO DE NUREMBERG

INTRODUCCIÓN

En 1946 se estaban desarollando las sesiones del proceso de Nuremberg, en el que fueron juzgados los dirigentes del régimen nazi que dirigió el III Reich Alemán. Algunos países y muchas gentes de la época no aceptaron la validez jurídica de aquel Tribunal Internacional. Se aducía que los vencedores no podían ser justos jueces de los vencidos. Sin embargo, los dirigentes de las naciones que se vieron arrastrado a a la guerra tenían muy claro que aquello no podía volver a repetirse y que era necesario juzgar y condenar a los principales responsables de la terrible catástrofe de la Segunda Guera Mundial. El tribunal era un primer paso para robustecer la paz futura y para garantizar un orden internacional que impidiera la repetición de situaciones semejantes.     Más de medio siglo después casi nadie discute la oportunidad de aquellos juicios. La Organización de Naciones Unidas configuró un nuevo sistema de relaciones internacionales, que no ha conseguido erradicar las guerras, pero que ha logrado controlarlas y localizarlas, evitando su extensión. No hemos alcanzado otra PAX Augusta, pero se ha evitado la conflagración total, a pesar de los difíciles tiempos de la guerra fría y la carrera de armamentos.     Por eso los Procesos de Nuremberg son uno de esos acontecimientos históricos complejos, que pueden ser analizados y juzgados desde distintas perspectivas, y que merece ser recordado. 

Antecedentes.
Juicio a criminales de guerra.
Los cargos de la acusación.
El desarrollo del proceso.
Sentencia.
Ejecución.
Nuevo orden y nuevo derecho internacional.
Condena histórica del nazismo.
Efecto disuasorio.
Conclusión.

Antecedentes:

En la historia no existían precedentes de la celebración de un juicio internacional contra los dirigentes de una nación soberana después de perder una guerra contra otras naciones.

La inexistencia de un derecho internacional reconocido por todas las naciones consituía un gran obstáculo para imputar delitos a los políticos desde instancias ajenas a la soberanía de su estado. Sus acciones estaban solo sometidas al ordenamiento jurídico de su país y el político era únicamente responsable ante los tribunales de este. Los políticos nazis, pues, solo podrían ser juzgados por los tribunales alemanes.

Las noticias de las atrocidades que estaban cometiendo los alemanes durante la guerra y la convicción de que el gobierno nazi había provocado deliberadamente la contienda favorecieron desde principios de 1941 el desarollo de la idea de someter a un juicio internacional a los dirigentes del nazismo.

Wiston Churchill fue quien primero habló de crímenes de guerra y de la necesidad de que “el castigo por estos crímenes debiera tener lugar cuando se produjera el desenlace definitivo de la contienda”.

En 1942 se creó una comisión con el fin de ir elaborando una lista de responsables que debían ser juzgados cuando terminase el conflicto.

En 1945, en la conferencia de Yalta, StalinChurchill y Roosevelt trataron también este tema, analizaron un amplio documento elaborado en Estados Unidos y establecieron las bases para llegar a un convenio entre los aliados sobre la forma en que el juicio debería celebrarse.

Finalmente, el 8 de agosto de 1945, cuando ya se había acabado la guerra, se firmó en Londres el acuerdo entre los 26 paises que habían intervenido en ella contra Alemania por el que se decidió la creación de un Tribunal Internacional Militar.

JUICIO A CRIMINALES DE GUERRA 

Este proceso comienza con una sesión preliminar en Berlín, el 18 de octubre de 1945, presidida por el juez militar ruso Nikitchenko. Pero el proceso como tal en contra los principales culpables de crímenes contra la paz, de crímenes de guerra y de crímenes contra la humanidad se celebró entre el 20 de noviembre de 1945 y el 1 de octubre de 1946 en el Palacio de Justicia de la ciudad de Nuremberg. Lamentablemente muy pocos responsables de la barbarie alemana fueron juzgados e incluso muchos jerarcas nazis lograron evitar ser atrapados. A Nuremberg llegaron las caras más conocidas del III Reich, al menos, aquellas personas que aún seguían vivas al momento de celebrarse el proceso. Himmler, Goebbels y el propio Hitler se habían suicidado para evitar ser juzgados; soloGöring llegó vivo a Nuremberg en su condición de gran jerarca nazi.

Se escogió la ciudad de Nuremberg por una cuestión práctica: en Berlín no había quedado en pie ningún edificio que pudiera albergar un procedimiento judicial de estas características, pero Nuremberg poseía un palacio de justicia con una sala capaz para 600 personas, contiguo a un gran centro penitenciario en el que se podía recluir a los detenidos y con un acceso a la sala, que, por una parte, evitaba todo contacto no deseado de los dirigentes nazis, y por otra, hacía completamente seguros los traslados de los presos desde las celdas al tribunal.

Nuremberg ofrecía además, un aliciente añadido: había sido la sede de las grandes manifestaciones; allí habían desplegado todos sus símbolos y banderas aclamadas por multitudes, y allí se había aprobado las leyes más racistas del III Reich. El ingrediente simbólico también era importante.

Los cargos de la acusación

La acusación formuló cuatro cargos:

1.- Crímenes contra la paz: es decir, actuaciones que llevaran a la planificación o ejecución de violaciones de tratados internacionales o comisión de actos de agresión injustificada contra naciones.

2.- Crímenes contra la humanidad: planificación, ejecución o participación en exterminios y genocidios.

3.- Crímenes de guerra: violaciones de las leyes y convenios internacionales sobre la guerra.

4.- Conspiración: actuación con otros o asociación con ellos para cometer cualquiera de los crímenes señalados en los cargos anteriores.

Jueces:

El tribunal quedó consituido por cuatro jueces procedentes de las cuatro potencias principales que habían intervenido en la guerra: Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña y la URSS. Cada uno de ellos tenía un sustituto de su misma nacionalidad. La presidencia recayó en manos del inglés Geoffrey Lawrence.

Acusados:

Los acusados fueron seleccionados entre los ochocientos altos jefes detenidos en los últimos días de la guerra. La lista, al final, quedó reducida a 24 nombres, aunque el tribunal solo abrió la causa contra 22, porque la acusación contra el magnate de la industria pesada Gustav Krupp se sobreseyó por su avanzada edad y mala salud y porque Robert Ley, responsable de los campos de trabajo, consiguió suicidarse, ahorcándose con una sábana antes de que se abriera el proceso. Ante el tribunal se presentó todavía uno menos, ya que Martin Borman siria juzgado en rebeldía porque aun no se había confirmado su muerte en la batalla de Berlín (el total de acusados presentes en Nuremberg fue de 21 personas).

El proceso:

El único jerarca  que acompañó a Göring durante el proceso fue Rudolph Hess quien, por su parte, aparentó no estar  en sus cabales. Durante los interrogatorios Hess sonreía sin motivos, miraba fijo al techo o dibujaba mamarrachos sobre su banquillo. Apenas en su alegato final esbozó cierto grado de cordura cuando dijo que no se sentía arrepentido de haber servido al hombre más importante que había nacido en tierras alemanas en los últimos mil años, refiriéndose naturalmente a Adolf Hitler. Nunca se sabrá si Hess simuló su estado de locura aunque sus miradas cómplices con Göring parecen ratificar esta sospecha. Hermann Göring, por su parte, también defendió a Hitler con una vehemencia que mereció la admiración de sus adversarios. Mientras los generales y ministros de Hitler se echaban las culpas unos a otros haciendo recaer la responsabilidad en Hitler como impartidor de las órdenes, Göring se levantó indignado y dijo ante el tribunal : ”como me hubiese gustado que los alemanes aquí presentes hubiesen limitado su defensa a tres palabras: chupame el culo”. Göring bajó la vista una sola vez durante todo el proceso, en ocasión de la exhibición de algunas escenas de los campos de exterminio, y jamás se quebró ante el maltrato de sus carceleros. El otro poderoso Reichsmarschall vestía unas ropas viejas y gastadas  y era obligado a comer en una lata sin cubiertos  en una pequeña celda de 3×3 sin calefacción ni agua caliente. El mismo trato recibieron el resto de los prisioneros en un acto que demuestra que la sentencia ya estaba firmada antes de que el  “juicio” empezara. Nuremberg fue un circo con Göring como figura estelar a falta de Hitler que astutamente se anticipó a  la intención de los aliados suicidándose y ordenando quemar su cuerpo. El resto de los prisioneros, especialmente los ministros de Hitler, demostaron una conducta cobarde y egoísta que no sólo indignó a Göring sino también a sus acusadores. El arrogante y soberbio Ribbentropp se rebajó a niveles increíbles con tal de salvar su pellejo pronunciando frases ridículas como cuando se negó a revelar los secretos del pacto ruso-germano de 1939 alegando sus deberes de discreción como diplomático; Schact no entendía de qué lo acusaban; Frank apelaba al juicio de Dios para condenar el reinado de Hitler; Kaltembrunner  se consideraba una víctima de Himmler; Von Papen en su rol de corderito inocente consideraba a Hitler como un embustero patológico que los había engañado a todos;Hess repetía que no se acordaba de nada; Keitel se escudaba en su obediencia como soldado y por lo tanto se consideraba exento de toda responsabilidad. Albert Speer, organizador de la industria bélica, fue el único junto a Göring que no trató de eludir su responsabilidad y contestó siempre con rectitud.

Vista de la causa:

La causa se fue desarrollando durante diez meses y diez días, en 216 sesiones.

Se emplearon 4 idiomas: inglés, francés, ruso y alemán. Cada delegación de los cuatro países que componían el tribunal estaban integradas por 600 personas que se afanaron en buscar pruebas. Se analizaron más de diez mil documentos y se utilizaron películas como pruebas.

No todos los imputados fueron acusados de los cuatro cargos.

Los argumentos de la defensa pretendían negar la competencia del Tribunal y poner de manifiesto la dificultad de aplicar unas leyes con carácter retroactivo. Las acusaciones describían delitos que no lo eran en el momento de haberse cometido, porque no existían las leyes internacionales que habían sido creadas con posteridad. La defensa hábilmente recordó que los países acusadores mantuvieron  relaciones con la Alemania de Hitler incluso durante los primeros años de guerra, tal el caso de los Estados Unidos. Las leyes raciales en Alemania ya estaban vigentes cuando se celebró la conferencia de Munich en 1938 o el pacto ruso-germano al año siguiente. Especialmente se hizo hincapié en la obediencia debida y en la supuesta ignorancia por parte de los implicados en la llamada solución final. Los jueces, sin embargo,  querían sentar jurisprudencia y condenar no sólo a los jefes nazis sino a la guerra misma y a sus horrores. ( El juicio de Nuremberg fue concebido para que se transformara en una norma de conducta para la humanidad y así poder impedir futuras tragedias. El proceso, las actas de acusación  y las sentencias de Nuremberg formaban parte de la doctrina que había quedado plasmada en la Carta de las Naciones Unidas. Lo concreto es que el juicio de Nuremberg resultó una farsa jurídica que ni siquiera cumplió sus propósitos originales en el sentido de prevenir otras guerras).

Sentencia:

Se dictó sentencia el 1 de octubre de 1946, los jueces hallaron a 19 de los 22 acusados culpables de alguno de los cargos que se les imputaban. HessRaeder y Funk fueron condenados a cadena perpetua; Speer y Schirach fueron condenados a veinte años; Neurath a quince años; Doenitza diez años. Condenados a morir en la horca: GöringRibbentropKeitelKaltenbrunnerRosenberg,FrankFrickStreicherSeyss-InquartSauckel , JodlBormann (fue condenado en ausencia puesto que se hallaba prófugo). En lo que respecta a los acusados SchachtFritzsche y Von Papen fueron increíblemente absueltos.

No hubo acuerdo pleno entre los jueces a la hora de fijar sentencia. El juez ruso desintió en dos cuestiones: no aceptó las tres absoluciones y exigió sin conseguirlo, que fueran condenados globalmente como organizaciones criminales tanto los gobiernos del III Reich, como los Estados Mayores de sus Fuerzas Armadas.

Concluido el juicio, las autoridades norteamericanas juzgarían a 199 personas más, acusadas de actividades criminales durante la guerra, entre 1945 y 1949 en el Tribunal de Nuremberg. De ellos, 38 fueron absueltos, 36 condenados a muerte (de los que 18 fueron ejecutados), 23 a cadena perpetua y 102 a condenas menores. De hecho, y de otros juzgados por los norteamericanos, ninguno de los que quedaron con vida cumplieron más de siete años de prisión.

Además se crearon los Tribunales alemanes de desnazificación en la zona de ocupación norteamericana, en los que se definieron cuatro categorías de nazis: delincuentes principales, delincuentes, delincuentes menores y seguidores. Por ellos pasó un importantísimo número de personas que habían tenido algún tipo de responsabilidad civil en instituciones del III Reich.

Ejecución:

Las ejecuciones de los condenados fueron consumadas por el sargento primero John C. Wood, de San Antonio, Texas, un verdugo profesional que hasta entonces había ejecutado a 299 personas.Hermann Göring escapó de las manos del verdugo porque se suicidó horas antes de su celda ingiriendo una cápsula de cianuro. Nunca se llegó a saber como llegó el veneno a manos de Göring, que le sirvió para salvar el orgullo del hombre censurado con mayor dureza por el Tribunal, que le tchó de “lider de una guerra de agresión y creador del programa de persecución contra los judíos. Su culpabilidad es única en su enormidad”.

El 16 de octubre de 1946, a la una y once minutos de la madrugada, Ribbentrop subía las escaleras del patíbulo, instalado en el gimnasio de la prisión, para ser ahorcado. Le seguirían en un corto intervalo, KeitelKaltenbrunner, RosenbergFrankFrick y Streicher, quién gritó ¡¡ Heil Hitler !! mientras el verdugo rodeaba su cuello con la soga de horca. Los demás, JodlSauckel ySeyss-Inquart, subieron al patíbulo con serenidad. Borman, juzgado en ausencia, no pudo se ejecutado. Más tarde se confirmó su muerte durante los últimos días de Berlín.

Para evitar cualquier tipo de manifestación en memoria de los líderes nazis ejecutados, sus cuerpos fueron incinerados en el único horno crematorio que existía en Dachau, cerca de Munich, y sus cenizas fueron esparcidas en el cercano río Isar.

 

Nuevo orden y nuevo derecho internacional     La enormidad de los crímenes del nazismo planteó la necesidad de crear un ámbito jurídico internacional por encima de la soberanía de los estados. Conscientes de ello, la mayor parte de las naciones de la Tierra crearon, al finalizar la Segunda Guerra Mundial, la Carta de las Naciones Unidas. Esta organización, convertida más tarde en la ONU, es el lugar donde se ha ido cimentando un Derecho Internacional y un Tribunal que todavía está en proceso de desarollo. 

Condena histórica del nazismo

El proceso contribuyó a la objetivación y divulgación de las atrocidades nazis. Gracias al fiel cumplimiento de todas las garantías procesales que se establecen en un juicio, la historia posterior no puede dudar de la veracidad de los crímenes, todos ellos probados.

Se trata además de temas que ya no están sometidos a la especulación de historiadores interesados. Ahora ya no se puede maquillar la historia. A menudo, personajes históricos han sufrido procesos de envilecimiento para unos y de exaltación para otros. Drake, por ejemplo, es un héroe visto desde la historiografía inglesa y un vulgar pirata visto desde la española. Pero será prácticamente imposible redimir a Hitler o al nazismo después de Nuremberg.

Efecto disuasorio

Las naciones que ganaron la guerra intentaban también crear un precedente que surtiera en el futuro un efecto disuasorio sobre potenciales políticos alocados. El proceso de Nuremberg se planteó como una catarsis para escarmentar en cabeza ajena. Todos los que detentan el poder último en un país soberano, incluso aquellos que disponen de un poder absoluto y están por encima de las leyes de su propio país, saben que no son impunes ante la historia.

La identificación de culpables y de crímenes sirvió también para ir diluyendo el sentimiento generalizado de culpa en el pueblo alemán, y para distanciarle de los crímenes a los ojos de las demás naciones. Quizá eso propiciara una profunda reconciliación posterior que hizo posible el nacimiento de una nueva Europa.

Conclusión

Finalizando, Los juicos post-SGM, fueron en gran medida un necesidad moral de los pueblos envueltos en este conflicto. Los lideres Aliados, entendieron la situación y en parte trataron de “civilizar” el comportamiento durante y post-guerra, pero como en cada actividad humana, las situaciones politicas y las circunstancias, obligaron a actuar de una manera, no tan apegada el estricto derecho y justicia.

Fueron los juicios realmente justo ?… no fueron perfectos

Se castigaron a Todos lo culpables ?… no, algunas circunstancias evitaron dicha posibilidad.

Cumplieron su cometido historico ?… en mi opinión si… no había otra opción, los líderes nazis, habían cometido cosas tan horribles, que un mundo como el nuestro, no debian quedar impunes.

Vale la pena una justicia imperfecta, a una falta total de justicia ?.. Eso queda a su criterio.

FUENTE : http://sgm.casposidad.com/

ADLERTAG “EL DÍA DEL ÁGUILA”

SEGUNDA GUERRA MUNDIAL

ADLERTAG “EL DÍA DEL ÁGUILA”

El día 3 de agosto, las dos fuerzas en presencia ya han establecido sus objetivos de forma concreta; la ventaja numérica se sitúa del lado de Alemania, que ha pasado de contar con 587 aparatos de caza el día 30 de junio a disponer de 708. El número de pilotos germanos se ha incrementado durante el mismo tiempo desde 1.253 a un total de 1.434. Sin embargo, la escasa actividad de los bombarderos que se manifiesta durante los siguientes días ha producido un descenso en la tensión reinante entre la población británica, a pesar de que la radio de Berlín anuncia una inminente ofensiva.

En la mañana del día 8, un convoy británico es atacado en aguas del Canal por una escuadrilla alemana, siendo respondida a su vez por la aviación procedente de la isla. Llegada la noche, pueden contabilizarse los efectos del enfrentamiento: 4 barcos hundidos, y 19 aviones ingleses y 31 alemanes derribados. Este había sido el combate más duro hasta el momento, y serviría como inmediato prólogo a la ofensiva conocía como “Día del Aguila”.

Esta operación (Adlertag, en lengua alemana) estaba dirigida a doblegar de forma definitiva la tenaz resistencia inglesa. En ella habían sido puestas muchas esperanzas por parte del mariscal Göring y los demás altos jefes de la Luftwaffe, que imaginaban poder terminar rápidamente con el problema planteado por medio de una acción de gran envergadura.

De la importancia de la misión habla por sí misma la cifra de aparatos empleados, que suponía un 75% del total de los efectivos dispuestos desde Cherburgo hasta Noruega. Hasta aquel momento, la aviación alemana no había empleado en sus ataques más que un 10% de sus efectivos. Ahora, contaba con este espacio con un total de 3.358 aviones, de los cuales 2.250 se hallan en perfecto estado y dispuestos para su utilización. La superioridad alemana en cuanto al número de aparatos no había impedido sin embargo que, hasta aquel momento, la cifra de bajas británicas hubiera sido solamente de 96 frente a las 277 sufridas por su adversario. Esta desventaja no disminuía de hecho la amenaza que se cernía sobre Inglaterra aquel día 10 de agosto, fecha elegida para lanzar el ataque. Sin embargo, las condiciones climatológicas aconsejarían aquel día un aplazamiento del ataque.

A lo largo de la siguiente jornada, los aviones alemanes lanzaron repetidos ataques sobre la zona de Doda en la ocupada isla británica de Guernesey. A lo largo de esa jornada, en la que los daños materiales sufridos por el territorio bombardeado son especialmente graves, se batirá el récord de salidas por ambas partes. Así, mientras la RAF efectúa un total de 758, la Luftwaffe realiza 440. Poblaciones y convoyes marítimos sufren las consecuencias de esta acción. Por vez primera, las instalaciones de radar situadas en la costa son objeto de los ataques alemanes, ya que se ha comprendido la importancia que tiene en la lucha iniciada. Los resultados del enfrentamiento son conocidos esa misma noche, y aportan cifras que sitúan en 22 los aviones perdidos por la RAF frente a los 32 de la Luftwaffe. En este punto, la batalla de Inglaterra adquiere rasgos de gran dureza, y ya nadie es capaz de imaginar una marcha atrás en el camino emprendido. Sin embargo, la población inglesa todavía no conoce de forma clara los efectos de la batalla emprendida.

En la misma mañana del día 13 de agosto, elegido definitivamente para la realización del plan, los partes meteorológicos referentes al sur de Inglaterra muestran la presencia de acumulaciones de nubes y nieblas. Con todo, Göring decide que la fecha del ataque no debe ser aplazada más y lo fija para las 14:00 horas, a pesar de que el tiempo lluvioso no ayuda en absoluto a una óptima realización del mismo.

Dado que en la víspera han sido destruidas importantes estaciones de radar, los alemanes confían en poder penetrar impunemente en el cielo británico, encabezados por los Messerschmitt 110procedentes de la base de Caen. Los ingleses, sin embargo, han puesto en funcionamiento otras instalaciones y este ariete es detectado de forma inmediata. Este primer enfrentamiento costará a los atacantes un total de 5 aparatos derribados, además de ver acribillados por las balas de ametralladora a gran número de los que han podido regresar.

El balance final del “Día del Aguila” se establece, llegada la noche, de la siguiente forma: 3.480 incursiones, los alemanes han perdido 40 aparatos, mientras que los ingleses han visto derribar a 13 de sus aviones a lo largo de sus 700 salidas. La Luftwaffe, a pesar de todo, ha inflingido fuertes daños sobre varios aeródromos y centros de población de tamaño reducido.

Aquella noche, aviones alemanes lanzan sobre las regiones del centro de Inglaterra y sur de Escocia materiales que pretenden hacer pensar en un desembarco de paracaidistas sobre las mismas. A la misma hora, una autotitulada “nueva estación británica de radiodifusión” situada en Berlín lanza una serie de fuertes amenazas dirigidas contra la población de la isla, asegurando este desembarco de soldados provistos de armas de fulminante efectividad.

El día siguiente, 14 de agosto, la Luftwaffe presenta evidentes signos de agotamiento debido al esfuerzo realizado durante las 48 horas precedentes. Debido a ello, realiza solamente un total de 489 salidas, atacando aeródromos y poblaciones de la costa. Mientras la zona del Canal sigue cubierta por las nubes, los comandantes de los cuarteles generales alemanes, Kesselring y Sperrle, son convocados por el mariscal del Reich. A pesar de los informes que recibe del general Halder, Göring sabe que el “Día del Aguila” no ha obtenido siquiera mínimamente los resultados perseguidos mediante su puesta en práctica. El mal tiempo reinante se había unido a las deficiencias sufridas por la realización de la operación. Por tanto, decide la continuación de los ataques, centrándose ahora sobre dos objetivos bien definidos en exclusiva: las fuerzas aéreas enemigas y las factorías aeronáuticas situadas en suelo inglés. Al mismo tiempo, decide suspender todo ataque sobre las instalaciones de radar, dado que ninguna de las afectadas había sido puesta fuera de servicio a pesar de los desperfectos sufridos.

El jueves, día 15 de agosto, la totalidad de las bases situadas sobre las costas de la Europa ocupada se encuentran en estado de alerta. Incluso las localizadas en Noruega van a entrar en funcionamiento por vez primera. Las fuentes informativas de la Luftwaffe han asegurado que Gran Bretaña cuenta solamente con un total de 300 cazas, aunque en realidad el número de estos aviones de que dispone el país es de prácticamente el doble. El territorio de la isla ha quedado dividido en tres zonas, dependientes del Mando de la Aviación de Caza. Todas ellas van a recibir en esta ocasión, en grado diferente, los efectos del ataque nazi, que en este caso pretendía hacerse presente sobre la totalidad del espacio británico.

La primera oleada de aviones produce un enfrentamiento a las 10:00 de la mañana, del que resultan derribados 3 aparatos británicos y 2 alemanes. En esta jornada, junto a los duros ataques realizados en el aire, varias ciudades e instalaciones industriales, y sobre todo el aeropuerto londinense de Croydon, sufren importantes destrozos. Alrededor de 80 personas resultan ese día muertas o heridas por las bombas.

Durante la noche, los bombarderos alemanes actúan eficazmente sobre Birmingham, Southampton, Bristol y otras poblaciones. En conjunto, durante el día 15 la Luftwaffe ha realizado un total de 1.786 salidas, frente a las 964 de la RAF. Dentro de este balance, debe citarse el desastre sufrido por la 5ª Flota Aérea alemana situada en Noruega, que pierde la octava parte de sus bombarderos y un quinto de sus efectivos de caza. Los aviadores alemanes llamarán a este díaschwarze Donnerstag, es decir, “jueves sombrío”.

En Inglaterra se respira un ambiente de victoria, a pesar de que durante el día 16 los alemanes realizan varias incursiones sobre los condados de Kent, Hampshire y Surrey. Estaciones de radar, aeródromos e instalaciones industriales, además de viviendas de poblaciones civiles, son destruidas en gran cantidad. La noche siguiente observará asimismo los efectos del ataque en multitud de puntos de la costa sur de la isla.

El 17, cuando ya han amainado los bombardeos de forma manifiesta, el ministro de Información anuncia a través de la BBC la definitiva derrota de la Luftwaffe. Sin embargo, al día siguiente varios oleadas de Dornier se lanzan sobre Inglaterra con ánimo de proceder ante todo a la destrucción de sus sistemas de radar. Esta rápida e inesperada incursión consigue dañar algunas instalaciones, pero muy pronto los atacantes deben volver a sus bases francesas, regresando en esta caso tan sólo 5 aparatos. Más adelante, los alemanes volverán a la carga, pero se enfrentarán con una decidida RAF, ahora estimulada por el triunfo obtenido horas antes. En ese día 18, el balance es el siguiente: las fuerzas británicas han perdido 7 aviones, mientras que la Luftwaffe ha visto derribar a un total de 71 de sus aparatos. Una desproporción que no se había visto hasta entonces a lo largo de la guerra.

Considerando que se había llegado al punto final de este episodio de la lucha, el Ministerio del Aire británico estableció un recuento de las pérdidas sufridas entre los días que mediaron entre el 8 y el 18 de agosto. Durante este lapso de tiempo, habían muerto o desaparecido 94 pilotos; de forma paralela, 240 aparatos habían sido irremisiblemente dañados en el aire y otros 30 sobre sus propios campos de aterrizaje. A partir de entonces, el mando de la RAF impondrá la consigna general que trata de conseguir una economía de pilotos, imprescindibles para proseguir la lucha. De hecho, el destino de decenas de millones de personas se encontraba en manos de un reducido número de hombres. Winston Churchill formuló su agradecimiento de forma bien expresiva: “La gratitud de todos los hogares, en nuestra isla, en nuestro Imperio, y hasta en el mundo –con excepción de los culpables-, va a los pilotos británicos que, intrépidos por la desproporción de las fuerzas en acción e infatigables en sus incesantes combates en lo peor del peligro, están en vías de ganar la guerra a cuenta de proezas y de abnegación. Jamás, en la historia de los conflictos humanos, una deuda tan grande ha sido contraída por tan gran número de hombres hacia tan pocos“.

Lo que por parte de los agresores se había pretendido que constituyese un rápido y definitivo triunfo habría de volverse en su contra de la forma más absoluta. Las instalaciones de radar, fundamentales para la supervivencia de Inglaterra, se mantenían prácticamente intactas. Y, algo mucho más importante, se elevó la moral de la población, y no disminuyó ya durante los próximos años de la guerra.

FUENTE:  http://sgm.casposidad.com/

LA MUERTE DE HERMANN GÖRING

Hermann Wilhelm Göring (Rosenheim12 de enero de 1893 – Núremberg15 de octubre de 1946) fue un destacado político y militar alemán, miembro y figura prominente del Partido Nazi, lugarteniente de Hitler y comandante supremo de laLuftwaffe.

 

Ese entorno romántico influyó en su inclinación por todo tipo de vestimenta. Sus resultados en la escuela, luego de un internado privado, fueron mediocres, pero todo cambió en cuanto se le envió a la escuela de cadetes de Karlsruhe y más tarde, en1910, a la famosa Gross Lichterfelde cerca de Berlín. Adoraba literalmente la vida de aspirante a oficial prusiano y llevaba con orgullo el uniforme. Después, cuando fue a Italia en compañía de sus amigos, redactó su diario donde decía que admiraba las obras de Leonardo Da VinciRubensTiziano y Bellini; esa pasión por la pintura lo convertiría más tarde en uno de los coleccionistas más expertos de Europa.

La muerte de Hermann Göring

En 1945, ante el inminente colapso de la Alemania nazi, el mariscal del Reich, Hermann Goering, sucesor oficial de Hitler, estaba claramente decidido a no morir en el “Fuhrerbunker” de Berlín.

El día 20 de abril, tras presentar sus respetos a Hitler con motivo de su 56 cumpleaños, Goering se retira discretamente a Obersalzberg donde quedaría a salvo de la avalancha soviética que se cernía sobre la capital germana.

Pronto supo la decisión de Hitler de permanecer en Berlín hasta el final y quitarse la vida, llegado el momento. Las noticias recibidas en Obersalzberg, no obstante, eran confusas. Nadie sabía, en realidad, si Berlín había caído ya, si el Führer seguía con vida… Supo por su jefe de Estado Mayor, el General Koller, del comentario realizado días antes por Hitler, de que llegado el caso, “el Reichsmarshall se apañará mejor que yo para negociar con los aliados“.

Ello le indujo a enviar un telegrama, preguntando si debía, en función del decreto del fúbrer de junio de 1941, asumir la jefatura del Reich en el caso de que Hitler “hubiese perdido su libertad de acción”.

La consecuencia, también conocida, fue la fulminante destitución de todos sus cargos, gracias a la intriga montada por Bormann.

El comandante de las SS en Obersalzberg, Hans Frank, recibió órdenes para detener inmediatamente a Goering.

Su chalet fue rodeado y tanto él como toda su familia fue puesta bajo arresto domiciliario. A la mañana siguiente, el 2 de abril, Obersalzberg sufrió el mayor bombardeo que se registró en el área en toda la guerra. El 617º Escuadrón de la RAF arrojo sobre el complejo mas de 45.000 kilos de bombas, destruyendo casi todos los edificios. Aunque Goering y su familia no sufrieron daño alguno, se decidió que abandonaran el refugio de las montañas, para instalarse en el castillo de Mautendorf, al sur de Austria.

Quería entrevistarse con Eisenhower.

El 4 de mayo, tras conocer la noticia de la muerte de Hitler, Goering solicitó al mariscal de campo Kesselring, comandante en jefe de las fuerzas alemanas del Oeste, tropas para su protección. Al mismo tiempo se dirigía a Doenitz explicándole que era la persona indicada para llevar a cabo las negociaciones con los aliados.

El deseo de Goering no era otro, nada menos, que mantener un encuentro “hombre a hombre” con el comandante supremo aliado, el general Eisenhower. A tal efecto ordenó a Koller que requisara el castillo Fischhorn, para celebrar allí la entrevista.

El día 7, Goering envió al coronel Brauchitsch a las líneas aliadas, portando una carta dirigida a Eisenhower. La mañana siguiente, un destacamento de treinta hombres de la 36ª División de Infantería estadounidense, al mando del general Robert J. Stack, llegó al castillo de Fischhorn para tomar en custodia al mariscal del Reich. Sin embargo, a última hora Goering decidió no trasladarse a Fischhorn y se quedó en Mauterndorf.

Cansado de esperar, Stack se puso en camino a Mauterndorf, en el mismo instante en que, cómicamente, Goering y su comitiva partían hacia Fishhorn. En Radstadt, ambos grupos se encontraron en medio de un formidable atasco de vehículos militares.

El general Stack, sorprendentemente, estrechó de forma amigable la mano de Goering, escoltándole hasta Fischhorn. Cuando Eisenhower conoció la actitud de Stack, le reprendió severamente.

Es muy interesante lo que años más tarde escribió Emmy Goering, esposa del mariscal en sus Memorias, sobre aquellos momentos: “Stack telefoneó a Eisenhower y le leyó la carta de Hermann. El comandante en jefe aliado dijo que estaba dispuesto a recibir a Hermann al día siguiente, acompañado por el general Stack. Todos nosotros, según el, estábamos desde ese momento bajo la protección personal de Eisenhower“.

El día 9 de mayo Goering fue separado de su familia y trasladado al cuartel general de la 36 División, creyendo todavía que iba a entrevistarse con Eisenhower. A su llegada se encontró con el general Dahlquist y, más tarde, con su homónimo estadounidense, el general Spaatz, jefe de la USAAF (Fuerza Aérea Norteamericana).

Prisionero de guerra “Goering”.

Acto seguido se convocó una rueda de Prensa con los periodistas del Ejército norteamericano, que se convirtió en una autentica sesión fotográfica, digna de las mejores estrellas de Hollywood.

Tanta cordialidad colmó la paciencia de Eisenhower, que desde su cuartel general en Reims ordenó que se le trasladara al centro de interrogatorios del 8º Ejército en Augsburgo, donde seria internado como prisionero de guerra ordinario. Al ser conducido al aeródromo, Goering se veía ya hablando con “Ike”. Sin embargo, al pie del avión le confió a su ayudante: “Algo va mal, no hay ni escolta norteamericana, ni oficial alguno para acompañarme“.

Robert Kropp, ayudante personal y valido de Goering durante muchos años, fue separado de su jefe y llevado a Augsburgo en otro avión. Cuando se reunió nuevamente con Goering, este había sido despojado de todas sus medallas y del bastón de mariscal. Tampoco lucía su uniforme especialmente escogido para la deseada entrevista con Eisenhower.
Ante el Tribunal de Nuremberg.

 

Desde el día 10 hasta el 20 de mayo Goering fue interrogado intensamente por los norteamericanos. El día 21 era trasladado al hotel Palace, de Mondorf, donde se hallaba el centro de interrogatorios para jerarcas nazis.

Durante los cuatro meses siguientes, las autoridades judiciales del Ejército estadounidense prepararon las pruebas que serian presentadas como cargos contra los criminales de guerra.

Su ayudante, Kropp, fue pronto separado definitivamente de Goering, siendo sustituido por un civil alemán. Durante este periodo, Goering fue sometido a una severa dieta, y el doctor Kelley, psiquiatra del Ejército norteamericano, logro que abandonara su adicción a la morfina (Goering era morfinómano desde 1923, cuando resultó herido en el fallido “pustch de Munich“). Al ser trasladado a Nuremberg para ser juzgado, había perdido más de treinta kilos, pesaba 160 cuando fue hecho prisionero.

La primera sesión publica del juicio comenzó el 18 de octubre de 1945 en Berlín, aunque al poco tiempo el Tribunal se trasladó a Nuremberg, para poder acomodar a todos sus miembros.

El 20 de noviembre se inicia la vista definitiva, en la que Goering será acusado de los cuatro cargos que solicitó el fiscal: conspiración contra la paz, iniciar una guerra de agresión, violar las leyes de guerra y crímenes contra la humanidad.

Sentenciado a morir en la horca el 1 de octubre de 1946, más de un año después de abrirse la causa, Goering se adelantó al verdugo quitándose la vida, al ingerir el contenido de una capsula de cianuro, el día 15 del mismo mes, pocas horas antes de la ejecución.

La cápsula de cianuro emplada por Goering para quitarse la vida. Fue encontrada en su celda.

La familia Göring era de orígenes aristocráticos y tenía ancestros tanto católicos como protestantes. Su padre, soldado profesional en tiempos de Otto von Bismarck, se convirtió en el primer gobernador del África Suroccidental Alemana. Vivió su infancia lejos de su familia, cuando su padre se jubiló fueron a vivir al principio cerca de Berlín. Pero la mayor parte del tiempo vivieron en Veldestein, en las proximidades deNúremberg, en un castillo medieval perteneciente al padrino de Hermann, el doctor Hermann Espenstein.

 

 

FUENTE: http://sgm.casposidad.com/

ALBERT SPEER MINISTRO DE ARMAMENTO Y GUERRA

Para el hijo de Albert Speer, véase Albert Speer (hijo).FUENTE:  http://es.wikipedia.org/wiki/Albert_Speer

Albert Speer (nacido Berthold Konrad Hermann Albert Speer;1 Mannheim19 de marzo de 1905 –Londres1 de septiembre de 1981) fue un arquitecto alemán y Ministro de Armamento y Guerra del Tercer Reich durante la Segunda Guerra Mundial. Speer fue arquitecto jefe de Adolf Hitler antes de asumir la oficina ministerial. Se le conoce como «el nazi que pidió perdón»2 por aceptar su responsabilidad en los juicios de Núremberg y en sus memorias por los crímenes del régimen nazi. Su nivel de implicación en la persecución de los judíos y su conocimiento del Holocausto siguen siendo motivo de controversia.3 4

Speer se unió al Partido nazi en 1931, con lo que comenzó una carrera política y gubernamental que duró catorce años. Sus conocimientos de arquitectura le hicieron cada vez más importante dentro del partido y se convirtió en miembro del círculo más cercano al Führer. Hitler le encargó diseñar y construir varios edificios, entre ellos laCancillería del Reich y el Campo Zeppelín de Núremberg, donde se celebraban los multitudinarios congresos del partido. Speer también elaboró planos para reconstruir Berlín a gran escala con enormes edificios, amplias avenidas y un sistema de transportes reorganizado. Ministro de Armamento y Guerra de Adolf Hitler desde febrero de 1942, Speer fue capaz de mantener durante el conflicto una elevada producción de material militar a pesar de los masivos y devastadores bombardeos aliados sobre Alemania.

Acabada la guerra fue juzgado en Núremberg y sentenciado a veinte años de prisión por su rol en el régimen nazi, principalmente por el uso de trabajadores forzados. Cumplió toda su condena, la mayor parte de ella en la prisión de Spandau, en Berlín Oeste. Tras salir de Spandau en 1966, Speer publicó dos exitosos libros autobiográficos: Memorias: Hitler y el Tercer Reich vistos desde dentro y Diario de Spandau. En ellos detalla su estrecha y habitual relación con Hitler, algo que ha dado a los historiadores y lectores una perspectiva única sobre el funcionamiento del régimen nazi. Más tarde escribió un tercer libro, Infiltración, sobre las SS. Albert Speer murió por causas naturales en 1981 durante una visita a Londres.5

Albert Speer nació en Mannheim en el seno de una familia adinerada de clase media, segundo de los tres hijos de Albert y Luise Speer. En 1918 la familia se trasladó permanentemente a su residencia de verano, Schloss-Wolfsbrunnenweg, en Heidelberg.6 De acuerdo con Henry T. King, fiscal adjunto en los juicios de Núremberg que más tarde escribió un libro sobre Speer, «el amor y la calidez escaseaba en el hogar de juventud de Speer».7 Speer fue un activo deportista que practicó esquí y alpinismo, y su escuela en Heidelberg le ofreció rugby, algo inusual en Alemania.8 Quiso convertirse en matemático, pero su padre le dijo que si escogía ese camino «iba a llevar una vida sin dinero, sin posición y sin futuro»,9 por lo que acabó siguiendo los pasos de su padre y su abuelo y estudió arquitectura.10

Comenzó sus estudios de arquitectura en la Universidad de Karlsruhe en lugar de en una institución más prestigiosa por culpa de lacrisis de hiperinflación de 1923, que limitó los ingresos de sus padres.11 Al año siguiente, con el alivio de la crisis, se trasladó a la «mucho más reputada» Universidad Técnica de Múnich12 y en 1925 se trasladó de nuevo, en este caso a la Universidad Técnica de Berlín, donde estudió con Heinrich Tessenow, a quien Speer admiraba.13 Tras aprobar sus exámenes en 1927, Speer se convirtió en asistente de Tessenow, un gran honor a sus 22 años.14 De este modo Speer pudo impartir algunas de las clases de Tessenow mientras continuaba con sus estudios de posgrado.15 En Múnich y Berlín comenzó una estrecha amistad que duraría medio siglo conRudolf Wolters, quien también estudió con Tessenow.16

A mediados de 1922 Speer empezó a cortejar a Margarete (Margret) Weber (1905–1987), aunque su relación no era aprobada por la conciencia de clase de su madre, que sentía que los Weber eran de clase inferior (el padre de Weber era un artesano de éxito que empleaba a cincuenta trabajadores). A pesar de esta oposición la pareja contrajo matrimonio en Berlín el 28 de agosto de 1928, aunque pasarían siete años antes de que Margarete Speer fuera invitada a quedarse en casa de sus suegros.17

Ingreso en el Partido (1930-1934)

Speer aseguró que de joven era apolítico y que acudió a un mitin del Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán en Berlín en diciembre de 1930 por petición de algunos de sus estudiantes.18 Se sorprendió al ver a Hitler vestido con un traje azul limpio, en lugar de con eltraje marrón que lucía en los carteles del Partido Nazi, y quedó gratamente impresionado, no sólo con sus propuestas, sino también con la persona. Varias semanas después asistió a otro mitin, en ese caso presidido por Joseph Goebbels, quien le sorprendió por la manera en que arengaba al público, algo que no menoscabó la grata impresión que Hitler le había causado. El 1 de marzo de 1931 solicitó la adhesión al Partido Nazi y se convirtió en el militante número 474 481.19 20

El primer puesto de Speer en el Partido Nazi fue como jefe del Cuerpo de Motoristas Nacional-socialistas del suburbio berlinés deWannsee, pues era el único nazi de la ciudad con coche propio.21 Speer contó que fue contratado, sin honorarios, por el líder del partido del Westend de Berlín, Karl Hanke, para redecorar una villa que acababa de alquilar. Hanke se mostró entusiasmado con el resultado.22

En 1931 Speer renunció a su puesto como asistente de Tessenow debido a los recortes salariales y se trasladó a Mannheim con la esperanza de aprovechar los contactos de su padre. Tuvo poco éxito, por lo que su progenitor le dio un trabajo como gestor de las propiedades del abuelo Speer. En julio de 1932 los Speer visitaron Berlín para ayudar al partido antes de las elecciones al Reichstag. Mientras estaban allí Hanke recomendó el joven arquitecto a Goebbels para ayudar en la renovación de la sede del partido en la capital alemana. Speer, que había estado a punto de irse de vacaciones con su esposa a Prusia Oriental, accedió a hacer el trabajo, al término del cual retornó a Mannheim, donde permaneció hasta la llegada al poder de Hitler en enero de 1933.23 24

Tras el ascenso al poder de los nazis, Hanke volvió a llamar a Berlín a Speer. Goebbels, nuevo ministro de Propaganda, lo contrató para renovar el edificio de su ministerio en la Wilhelmplatz.25 El arquitecto también diseñó en 1933 la conmemoración del MayDay en Berlín. En sus Memorias menciona que, viendo el diseño original para este congreso en Berlín en el escritorio de Hanke, señaló que el sitio se asemejaba a una Schützenfest.26 Hanke, entonces Secretario de Estado de Goebbels,27 lo retó a crear un diseño mejor. Como Speer supo más tarde, Hitler se entusiasmó con su diseño (que usaba banderas gigantes), aunque Goebbels se llevó todo el mérito del mismo. Tessenow se mostró indiferente: «¿Piensas que has creado algo?. Es llamativo, eso es todo».26

Speer y Hitler examinando unos planos en el Berghof en 1938.

Los organizadores del congreso del partido Nazi en Núremberg en 1933 llamaron a Speer para que presentara sus diseños y le pusieron en contacto con Hitler por primera vez. Ni los organizadores ni Rudolf Hess estaban dispuestos a decidir qué plan era aprobado, por lo que Hess envió a Speer al apartamento de Hitler en Múnich para buscar su aprobación.28Cuando Speer entró, el nuevo canciller estaba limpiando una pistola, que rápidamente puso a un lado para poder echar un vistazo a los planos y aprobarlos sin siquiera mirar al arquitecto.29 Este trabajo le dio a Speer su primer puesto nacional como «Comisionado para la Presentación Artística y Técnica de los Congresos y Demostraciones del Partido».30

La siguiente tarea de importancia de Speer fue servir como enlace en Berlín para las obras de renovación de la Cancillería que llevaba a cabo Paul Troost. Como canciller, Hitler tenía una residencia en el edificio e iba todos los días para ser informado por Speer y por el supervisor de la obra sobre el progreso de la construcción. Tras uno de estos encuentros, Hitler lo invitó a almorzar, para gran excitación del arquitecto.31 Hitler mostró mucho interés por Speer durante la comida y le dijo que había estado buscando un joven arquitecto capaz de llevar a cabo sus sueños arquitectónicos para la nueva Alemania. Speer se convirtió rápidamente en parte del círculo íntimo de Hitler, y esperaba la llamada del canciller por la mañana para pasear o charlar, ofrecer asesoramiento en materia arquitectónica y discutir sus ideas. La mayoría de los días era invitado a cenar.32

Ambos tenían mucho en común: Hitler hablaba de Speer como un «alma gemela» hacia la que había mantenido siempre «sus más cálidos sentimientos humanos».33 El joven y ambicioso arquitecto quedó deslumbrado por el rápido ascenso de Hitler y su cercanía a él le garantizó el sustento económico por parte del gobierno y de los más altos escalafones del Partido.34 Speer testificó en Núremberg: «Pertenecí a un círculo compuesto por otros artistas y su equipo personal. Si Hitler hubiera tenido amigos, yo hubiera sido sin duda uno de los más cercanos».35

Afianzamiento y mayor poder

El 8 de febrero de 1942 el Ministro de Armamento Fritz Todt moría en un accidente de avión poco después de despegar del cuartel oriental de Hitler en Rastenburg. Speer, que había llegado a Rastenburg la noche anterior, había aceptado el ofrecimiento de Todt de volar con él a Berlín, pero lo canceló pocas horas antes del despegue, algo que el arquitecto explica en sus Memorias que se debió a que estaba exhausto del vuelo de ida y una reunión nocturna con Hitler. El mismo día del accidente Hitler nombró a Speer sustituto de Todt con todos sus poderes. En sus memorias Speer recuerda su reunión con el Führer y su renuencia a asumir la cartera ministerial, y que sólo aceptó por orden de Hitler. También cuenta que Göring corrió al cuartel del canciller al enterarse del fallecimiento de Todt con la esperanza de asumir sus poderes, pero se encontró con la decisión irrevocable del nombramiento de Speer.70

Speer (derecha) galardonado con el anillo de la Organización Todt por Hitler (mayo de 1943).

En el momento de la llegada de Speer al ministerio, la economía alemana no estaba totalmente orientada, a diferencia de la británica, a la producción militar. En Alemania todavía se producían bienes de consumo casi en la misma cantidad que en tiempo de paz. Al menos cinco autoridades supremas tenían jurisdicción sobre la producción de armamento, una de las cuales, el Ministerio de Asuntos Económicos, había declarado en noviembre de 1941 que las condiciones actuales no permitían un aumento de la producción armamentística. Había pocas mujeres empleadas en las fábricas, en las cuales sólo se trabajaba un turno. Una noche, poco después de su nombramiento, Speer fue a visitar una fábrica de armas en Berlín y no encontró a nadie.71