ESTE MES EN LA HISTORIA DEL HOLOCAUSTO -DICIEMBRE

 

Home

 

DICIEMBRE

24 de diciembre de 1939

Incendio de una sinagoga en Siedlce, Polonia

El 24 de diciembre de 1939, en vísperas de Navidad, aproximadamente dos meses después de ocupar la ciudad, los alemanes junto con policías polacos rodearon la sinagoga de Siedlce, sacaron los rollos de la Torá del recinto y prendieron fuego al edificio y a los rollos. El fuego se extendió a la casa de estudios (Beit midrash) vecina y a las oficinas comunales judías. Después del incendio los alemanes ordenaron a la policía polaca preparar un informe que responsabilizaba a los judíos por el siniestro. Después del incendio de la sinagoga muchos judíos fueron deportados a campos de trabajos forzados situados en el área de Lublin. El 1º de agosto de 1941 fueron establecidos dos guetos en Siedlce que contenían 12.000 judíos entre ambos. La mayoría de los judíos de Siedlce fueron fusilados por los alemanes o sus colaboradores ucranianos, o deportados a Treblinka. Aproximadamente 2.000 sobrevivieron la guerra.

Diciembre de 1939

Una exhibición de ropas confeccionadas por la comunidad judía de Viena, Austria

En la fotografía aparecen vestimentas y sombreros confeccionados en los cursos de instrucción vocacional de la comunidad judía de Viena. La exposición se realizó en diciembre de 1939. La foto fue publicada en un álbum dedicado a la instrucción vocacional, preparado por la comunidad judía de Viena en noviembre de 1940. El programa fue parte del esfuerzo que invirtieron los judíos para adquirir profesiones adecuadas y útiles en los países de emigración potenciales.

Al producirse el Anschluss – la anexión de Austria por parte de Alemania – en marzo de 1938, vivían en aquel país alrededor de 180.000 judíos, 170.000 de ellos en Viena. Inmediatamente después delAnschluss las oficinas de la comunidad judía y de la Organización Sionista fueron clausuradas, funcionarios y miembros de esas instituciones deportados al campo de concentración de Dachau y se prohibieron las actividades de las asociaciones judías. Aproximadamente dos meses después el liderazgo comunitario volvió a funcionar, siendo la asistencia social y la emigración sus tareas prioritarias.

En junio de 1938 el consejo de la comunidad judía de Viena organizó cursos de capacitación vocacional, dirigidos  preparar judíos para la emigración. En el lapso de un año más de 24.000 hombres y mujeres participaron en aproximadamente 1.600 cursos. Estos jugaron un papel muy importante, tanto en la provisión de empleo a judíos como en la reparación y restauración de ropas y otros productos deteriorados.

Cuando los cursos fueron interrumpidos en febrero de 1941, más de 45.000 personas habían participado en ellos.

20 de diciembre de 1940

Una reunión sionista en Bendzin, Polonia

Durante los años de preguerra Bendzin se destacaba como un baluarte del sionismo en Polonia y por la extensa actividad sionista que allí se realizaba. Esas actividades quedaron interrumpidas casi por completo al estallar la guerra, cuando gran parte de los miembros de las organizaciones sionistas huyeron en dirección a la Unión Soviética, o intentaron – en algunos casos con éxito – llegar a la Tierra de Israel. El fracaso de muchos de esos intentos llevó a los fugitivos de regreso a Bendzin y con ello a la renovación de las actividades de los movimientos juveniles sionistas: Dror, Gordonia, Hashomer Hatzair y otros. Aquellas incluían, además de las educativas, iniciativas de ayuda tales como comedores públicos para niños hambrientos. Las actividades de los movimientos juveniles sionistas llegaron a su máxima expresión en el último tercio de 1941, cuando en sus rangos llegaron a militar 1.400 jóvenes.

Las deportaciones de Bendzin comenzaron en mayo y junio de 1942. En agosto de 1943, 27.000 judíos de Bendzin y Sosnowiec ya habían sido deportados a Auschwitz.

31 de diciembre de 1940

Un baile de disfraces en celebración del año nuevo de 1941 en Riga, Letonia

En la foto, fila inferior, de derecha a izquierda: Itzjak Garber (pereció); Bubi Lewenberg (pereció en el Holocausto) Levitan (pereció); Jakov Jacki Breitbord (se alistó y cayó en combate en el Ejército Rojo); Ance Arkin (pereció). Fila superior, de derecha a izquierda: Maks Siegel (falleció en Israel); Fani Gurschoni (falleció en Israel); Schulamit (Mea) Fur (donante de la foto, exiliada a Siberia, más tarde emigró a Israel); desconocido; Isja Schlomovitsch (pereció); Jeheskiel Zigler (pereció); Riva Berkowitch (pereció); Meri Mura Pevsner (emigró a Israel); Ludsin Liubas (pereció); Isja Maimin (una refugiada alemana, pereció); desconocida.

Riga, la capital de Letonia, era el centro cultural del judaísmo de ese país. En 1935 vivían en Riga 43.000 judíos.
En junio de 1940 Letonia fue anexada por la Unión Soviética. Un año después Alemania invadió la  Unión Soviética. Riga fue ocupada el 1º de julio de 1941.
Durante ese mes miles de judíos fueron asesinados o aprisionados. Entre julio y octubre los alemanes publicaron una serie de decretos antijudíos: 32.000 fueron encerrados en un gueto y se formó un Consejo de Ancianos bajo la presidencia de Mijael Elyashov.

13 de diciembre de 1941

Deportación de los judíos de Muenster, Alemania, al gueto de Riga

En 1938 la población judía de Muenster rondaba las 550 almas. Después de la Kristallnacht los judíos empezaron a emigrar y la población judía disminuy­ó hasta llegar a contar no más de 100 personas. Judíos de Muenster fueron incluidos en el primer transporte de 1.000 judíos  de Westfalia al gueto de Riga. Otros fueron deportados más tarde al gueto de Varsovia. El último transporte de Muenster en el cual estaban incluidos los ancianos, enfermos y niños de menos de seis años fue enviado a Theresienstadt. Se sabe de sólo 24 judíos de Muenster que sobrevivieron los campos de concentración.

15 -17 de diciembre de 1941

Mujeres judías antes de ser asesinadas en Skede, Letonia

La noche del 13 de diciembre de 1941 policías letones arrestaron a los judíos de Liepaja y los condujeron a la cárcel. Los que poseían permisos de trabajo fueron liberados, junto con sus familiares. Los restantes fueron llevados a Skede, al norte de Liepaja, a unas dunas frente al Mar Báltico, en un lugar donde había funcionado un campo de entrenamiento militar. Justo antes de las dunas fue cavada una larga cuneta. Los judíos fueron obligados a quitarse todas sus vestimentas, a excepción de la ropa interior. Luego, al lado de la fosa, se les ordenó quitarse las ropas restantes y reunise en grupos de diez personas. Todos fueron fusilados por miembros de un pelotón de guardias letones de la Policía de Seguridad (SD), unidades del batallón 21 de la policía letona y miembros de la SD bajo las órdenes del jefe de las SS y la policía de la zona, Fritz Dietrich. Entre el 15 y el 17 de diciembre 2.700 a 2.800 judíos fueron masacrados, la mayoría de ellos mujeres y niños.

Dos de los miembros de la SD presentes en el lugar de la ejecución tomaron esta foto. Uno de ellos fue identificado como Oberscharfuehrer Carl Strott. Aparentemente Strott usó una fusta para obligar a los judíos a posar para la foto. De acuerdo al informe de la SIPO (policía de seguridad) sobre la ejecución, esta fue filmada para demostrar que fue llevada a cabo por elementos locales.
Las fotografías fueron descubiertas por David Zivcon, un judío que trabajaba como electricista en las oficinas de la SD en Liepaja. Algunas semanas, o quizás meses, después de la masacre, fue llamado para hacer un arreglo en la casa de Strott. Allí descubrió que había unos rollos de negativos en una gaveta abierta. Los tomó, hizo copias con ayuda de un amigo, y más tarde los devolvió a su lugar con el pretexto de que en el apartamento había problemas con la electricidad. Puso las copias en una caja y las enterró en un establo.

Después de la liberación las entregó a un oficial de inteligencia soviético. Estas fueron usadas como evidencia en los Juicios de Nuremberg.

3 de diciembre de 1942

Judíos en el campo de detención y tránsito de Drancy, Francia

Desde Drancy – cerca de París – los judíos allí detenidos eran enviados a campos de concentración y de exterminio. Desde junio de 1942 a julio de 1944, 64 transportes con 64.700 judíos franceses, polacos y alemanes partieron de Drancy. Sesenta y uno hacia Auschwitz y tres a Sobibor. El campo fue liberado el 17 de agosto de 1944.

FUENTE: http://www1.yadvashem.org/yv/es/exhibitions/this_month/december/index.asp

Anuncios

El Holocausto y la colección de documentos de debate de las Naciones Unidas

El Holocausto y la colección de documentos de debate de las Naciones Unidas

Prevención mundial del genocidio: Aprender del holocausto

Por Edward Mortimer,Vicepresidente superior y Oficial jefe de programas, yKaja Shonick Glahn, directora de sesiones del proyecto «Prevención mundial del genocidio: aprender del Holocausto» del «Salzburg Global Seminar».

Del 28 de junio al 3 de julio de 2010, un grupo de expertos internacionales en las esferas de los estudios del Holocausto y el genocidio, la enseñanza del Holocausto y el genocidio, la protección de los derechos humanos y la prevención del genocidio, se reunieron en el Salzburg Global Seminar para participar en una conferencia titulada «Prevención mundial del genocidio: aprender del Holocausto». Esta conferencia se desarrolló con la cooperación del Museo Conmemorativo del Holocausto de los Estados Unidos y estuvo presidida por el Dr. Klaus Mueller, representante europeo del Museo.

El objetivo explícito de esta conferencia era analizar las analogías así como las divergencias entre las esferas de la enseñanza del Holocausto, la prevención del genocidio y los derechos humanos. Los participantes analizaron si la enseñanza del Holocausto podría concienciar sobre los genocidios contemporáneos, fortalecer una cultura de prevención del genocidio y contribuir a la educación sobre los derechos humanos y, de ser así, de qué manera podría lograrse. También analizaron si debemos mejorar nuestra comprensión acerca de los genocidios cometidos en el pasado y las actuales violaciones de los derechos humanos, estableciendo relaciones entre ellos, o si al hacerlo ponemos en peligro el reconocimiento de sus enormes diferencias. Uno de los temas sobre el que los participantes volvieron una y otra vez fue la relación compleja que existe entre enseñar acerca del Holocausto y aprender del Holocausto. Los participantes debatieron acerca de la contribución que la enseñanza del Holocausto brinda o puede brindar para crear conciencia acerca del racismo contemporáneo, el antisemitismo, la homofobia o la situación que viven las comunidades romaní y sinti hoy en día. Mediante este debate se intentó establecer si la enseñanza del Holocausto podría contribuir a la comprensión y la prevención de futuros genocidios y, de ser así, de qué manera.

Tanto entre los encargados de formular políticas como en la bibliografía académica, existe la tendencia a creer que la enseñanza del Holocausto puede ser un instrumento eficaz para enseñar a los estudiantes acerca de la importancia de proteger la democracia y los derechos humanos, prevenir el racismo y el antisemitismo y promover el respeto mutuo entre personas de diferentes razas, religiones y culturas. Algunos académicos, por ejemplo, sostienen que «los estudios sobre el Holocausto, el genocidio y los derechos humanos son inseparables» (1) , y que la «enseñanza del Holocausto puede brindar una contribución significativa a la ciudadanía, ya que crea conciencia en los estudiantes sobre las cuestiones de derechos humanos y los genocidios, así como también sobre los conceptos de estereotipo y chivo expiatorio»(2). SSegún el informe del año 2004 elaborado por el Stanford Research Institute, «La enseñanza del Holocausto no es solo un proyecto académico sino la mejor manera de vacunar a la humanidad contra futuros casos de genocidio «(3). En el ámbito académico se han expresado argumentos similares, en el sentido, por ejemplo, de que la enseñanza del Holocausto puede sembrar «semillas de preocupación […] que luego pueden producir ideas que florezcan para dar lugar a una serie de consideraciones en torno al lugar que ocupamos en el mundo y lo que significa ser un ciudadano en una democracia»(4).

De acuerdo con esta teoría (es decir, que la enseñanza el Holocausto puede jugar un papel importante a la hora de prevenir el racismo, el antisemitismo y los conflictos étnicos, y promover los derechos humanos), muchos Estados en todo el mundo han establecido programas obligatorios de enseñanza del Holocausto a nivel de la escuela secundaria. Sin embargo, según estudios y encuestas recientes, la mayoría de los programas de enseñanza del Holocausto, tanto en escuelas como en museos, no relacionan explícitamente la historia del Holocausto con la historia de otros genocidios o con cuestiones de derechos humanos más amplias (5). Al mismo tiempo, no existen demasiadas pruebas empíricas que sugieran que la enseñanza del Holocausto puede, por sí misma, enseñar a los estudiantes acerca de los peligros actuales que representan el racismo, la xenofobia, el antisemitismo y el genocidio. El objetivo de la conferencia de Salzburgo de 2010 era involucrar a los profesionales de las distintas esferas de la enseñanza del Holocausto, la prevención del genocidio y la protección de los derechos humanos en estas cuestiones, guiada por una serie de preguntas generales relativas al propósito de la enseñanza del Holocausto: ¿brindar a los estudiantes conocimientos acerca del Holocausto? ¿Ayudarlos a «pensar más acerca de la responsabilidad cívica, los derechos humanos y los peligros del racismo»(6)? ¿O ambos?

 

El Holocausto, otros genocidios y la educación en derechos humanos

Uno de los temas principales que se debatió durante esa semana en Salzburgo fue la compatibilidad de la enseñanza del Holocausto y la educación en derechos humanos. A efectos del presente artículo, nos atendremos a la definición del concepto de «educación en derechos humanos» dada por la UNESCO: «Educación, capacitación y difusión de información orientadas a crear una cultura universal de los derechos humanos. […] La educación en derechos humanos promueve las actitudes y el comportamiento necesarios para que se respeten los derechos humanos de todos los miembros de la sociedad»(7). Por un lado, algunos participantes sostuvieron que resultaba de vital importancia relacionar estas dos áreas y abogaron por un enfoque pedagógico que situara la enseñanza del Holocausto dentro de un debate y contexto más amplios de los derechos humanos. Expresaron además que debería animarse a los maestros a relacionar el Holocausto con cuestiones de derechos humanos de hoy en día, como por ejemplo, enfatizar las relaciones históricas existentes entre el Holocausto, la Convención sobre el Genocidio y la Declaración Universal de Derechos Humanos. Otros participantes manifestaron su desacuerdo, sugiriendo que no debería combinarse la enseñanza del Holocausto con la educación en derechos humanos, ya que constituyen esferas independientes, con diferentes objetivos, metodologías y enfoques. Este desacuerdo se puso de relieve en una mesa redonda que se centró en la educación en los museos. Un orador sugirió que los museos e instituciones conmemorativas del Holocausto pueden y deberían relacionar el Holocausto con los derechos humanos, y utilizó el Holocausto como ejemplo específico de la mayor violación de los derechos humanos. De acuerdo con este miembro de la mesa redonda, el conocimiento acerca del Holocausto y las violaciones de derechos humanos ocurridas en el pasado podría conducir a un fructífero debate en torno a las violaciones de derechos humanos en la actualidad. Otro orador, por el contrario, recalcó que existe una diferencia importante entre comprender la historia y extraer lecciones de la misma.

Aunque existía una diferencia de opiniones acerca de si era apropiado incluir la enseñanza del Holocausto dentro del marco de la educación en derechos humanos, en general, la mayoría de los participantes de la conferencia reconocieron el valor y la importancia de enseñar a los estudiantes no solo acerca del Holocausto, sino también acerca de otros genocidios. Muchos de los participantes sostuvieron que el hecho de comparar el Holocausto (que, con frecuencia, se considera el caso paradigmático del genocidio) con otros genocidios y crímenes de lesa humanidad podría aumentar nuestra comprensión de otros actos de genocidio y, por la misma razón, del propio Holocausto. Al mismo tiempo, los participantes señalaron los desafíos que impone dicho enfoque comparativo y resaltaron la importancia de diferenciar, en el entorno del aula, entre el Holocausto y el genocidio, y otros casos de violencia masiva, abusos de derechos humanos o conflictos étnicos.

¿El Holocausto y las lecciones para el futuro?

Confrontación de la realidad local

Conclusión

FUENTE:

http://www.un.org/es/holocaustremembrance/docs/paper11.shtml

Preguntas para el debate

1. ¿Por qué es importante para los estudiantes de todo el mundo estudiar el Holocausto?

2. ¿De qué forma los estudios del Holocausto, la prevención del genocidio y los derechos humanos son inseparables? ¿En qué se diferencian?

3. ¿Cuáles son los posibles peligros y beneficios de relacionar el estudio del Holocausto con otros genocidios?

4. ¿Cuáles son las lecciones que se extraen del Holocausto? ¿Son estas lecciones aplicables a su vida diaria y a sus relaciones con los demás?

5. ¿Cree que la enseñanza del Holocausto podría ayudar a evitar actos de genocidio en el futuro? Explique por qué.

El Holocausto y el Programa de Divulgación de las Naciones Unidas

RECORDEMOS HOY Y POR SIEMPRE

FUENTE: http://www.un.org/es/holocaustremembrance/docs/paper2.shtml

El Holocausto y la colección de documentos de debate de las Naciones Unidas

DOCUMENTO DE DEBATE #2

La enseñanza del Holocausto en China
por el Profesor Xu Xin,
Profesor y Director del Centro de estudios judíos,
Universidad de Nanjing (República Popular China)

La enseñanza del Holocausto es un programa que tiene una ubicación excepcional en China. China es un país sin ninguna tradición antisemita y el Holocausto sucedió en un lugar a miles de kilómetros de distancia. ¿Es necesaria la enseñanza del Holocausto? ¿Cuál es la importancia de promover la enseñanza del Holocausto entre los chinos? La experiencia china nos dice que el desarrollo de la enseñanza del Holocausto está estrechamente vinculado a los estudios judaicos en general y los estudios del Holocausto en particular, y que es necesario fomentar los estudios avanzados del Holocausto a fin de promover la enseñanza del Holocausto en el sistema escolar y en la universidad. Este artículo pretende analizar la singularidad y la importancia de la enseñanza del Holocausto proporcionando un trasfondo histórico y una descripción de algunas de las actividades principales en la esfera de los estudios del Holocausto en China.

Antecedentes históricos

La relativa escasez de contacto directo con judíos a lo largo de la historia china nos impidió tomar temprano conciencia sobre nuestro interés por el Holocausto en China. La invasión japonesa de China durante la segunda guerra mundial también aseguró que hubiera menos informes en China sobre el destino de los judíos europeos entre 1933 y 1945 que en las naciones occidentales. Aunque no es justo decir que los chinos ignoraban por completo la tragedia, ya que aparecieron artículos e informes sobre las persecuciones en varias revistas y periódicos chinos, la atención que los chinos prestaron a esta cuestión no fue generalizada. Tan sólo un limitado número de chinos eran conscientes del Holocausto en aquella época. Tras la guerra, cuando las atrocidades se dieron a conocer en todo el mundo, se prestó poca atención pública al genocidio. La razón no fue una falta de compasión o indiferencia por parte de los chinos, sino más bien su propio sufrimiento sustancial. La atención inmediata se centró casi por completo en el destino de la población china. El número de víctimas chinas en la segunda guerra mundial —quizás más de 30  millones— era, después de todo, mucho mayor que el de los judíos.

A principios de los años cincuenta, después de que los comunistas asumieran el poder en China, apenas se planteaba la cuestión del Holocausto. China, en lugar de descartar este tema, siguió el planteamiento del Holocausto de la antigua Unión Soviética describiendo la destrucción de los judíos como simplemente una parte menor del asesinato racista de millones de civiles europeos cometido por el fascismo. Puesto que el fascismo se consideraba la forma fundamental del capitalismo, se culpó al capitalismo de ser la causa de los asesinatos en masa. Según este punto de vista, el destino de los judíos no era particularmente distinto o especial. En consecuencia, el Holocausto perdió su singularidad y llegó a ser insignificante en el sistema educativo chino.

Una nueva situación

Se produjo un cambio significativo en los años ochenta con la intensificación de la política de puertas abiertas en China y un renovado interés de la población china en los estudios judaicos. El estudio de temas judíos por parte de académicos chinos comenzó en los años ochenta y aumentó a raíz de la normalización de las relaciones diplomáticas entre China e Israel en 1992. Además de conferencias, exposiciones y cursos, aparecieron numerosos libros y artículos sobre diversos temas judíos e israelíes en chino. Los estudios del Holocausto, que son inseparables de los estudios judaicos, se llevaban a cabo en círculos académicos.

El año 1995 marcó un punto de inflexión en los estudios del Holocausto en China, con la publicación de dos libros que se centraban únicamente en la Shoá. Estas publicaciones ofrecían al pueblo chino una descripción del Holocausto mucho más completa y más concreta que cualquier libro anterior. Aunque ambos libros presentaban una descripción narrativa en lugar de un análisis estrictamente académico del Holocausto, desempeñaron un papel importante al informar a los chinos sobre el Holocausto.

El libro Anti-Semitism: How and Why, de Xu Xin, pretende examinar la cuestión del antisemitismo desde una perspectiva histórica y ofrece un análisis causal del Holocausto. En cuanto al origen de la política antisemita de los nazis, ésta no sólo invoca la larga tradición del antisemitismo en Alemania, la tradición cristiana global de antisemitismo y el papel de la Iglesia alemana a la hora de generar creencias antisemitas, sino que también señala que el antisemitismo se convirtió en un programa electoral popular aceptado por casi todos los partidos políticos en la Alemania contemporánea durante la era nazi y antes de ella. Esto podría ayudar a los lectores chinos a entender por qué muy pocos alemanes se movilizaron para condenar las políticas de Hitler contra los judíos. Quizás la mayor contribución de Anti-Semitism:How and Why es que ofrece a sus lectores una historia comprensible del antisemitismo en Europa, un componente clave del Holocausto, pero uno con el que los chinos están menos familiarizados.

La enseñanza del Holocausto aparece en las universidades chinas con el aumento de los estudios del Holocausto y la concienciación de que “el Holocausto sacudió los cimientos mismos en que se basa la civilización y el carácter sin precedentes del Holocausto tendrá siempre un significado universal”. La Universidad de Nanjing ha desempeñado un papel destacado en la enseñanza del Holocausto en China. En 1992 se inició un proyecto de enseñanza de la cultura judía para promover el estudio de temas judíos entre los estudiantes universitarios de China. Aunque al principio, el Holocausto ocupaba sólo una parte muy reducida de los cursos habituales sobre cultura judía, aumentó el interés de los estudiantes en aprender más sobre el Holocausto. En ocho años, alrededor de 1.000 estudiantes que realizaron cursos de cultura judía aprendieron más sobre el Holocausto. En 2000, se ofreció en la Universidad un curso completo sobre el Holocausto, titulado “El Holocausto a través de imágenes”. Más de 70 estudiantes lo realizaron por créditos universitarios. El curso, que consiste en una combinación de conferencias y vídeos, abarca no sólo los orígenes del Holocausto, el proceso y los detalles de las persecuciones y atrocidades y las consecuencias después de la guerra, sino también lo que nos enseña la Shoá a toda la humanidad, su implicación particular para los chinos y las medidas para impedir que se repita.

Con objeto de introducir la enseñanza del Holocausto en toda China, se celebró un seminario de capacitación de profesores en la Universidad de Nanjing en 2005,  copatrocinado por el Grupo de Trabajo para la cooperación internacional en la enseñanza, rememoración e investigación del Holocausto, la Fondation pour la Mémoire de la Shoah y el Instituto de Estudios Judíos en la Universidad de Nanjing. En el seminario participaron más de 80 personas procedentes de siete países, que intercambiaron conocimientos mediante una serie de conferencias, seminarios y visitas a museos. A medida que los académicos chinos aprendieron acerca del Holocausto y su enseñanza, también compartieron su experiencia sobre la masacre ocurrida en Nanjing durante la segunda guerra mundial con los participantes de otros países. Se establecieron semejanzas entre ambas atrocidades. El seminario despertó gran atención y promovió la enseñanza, la rememoración y la investigación del Holocausto.

Los participantes aprendieron en el seminario no sólo los hechos sino las habilidades para difundir sus conocimientos. Organizar un seminario sobre el Holocausto teniendo como trasfondo la masacre de Nanjing demostró ser un medio eficaz y útil de presentar información fiable, imparcial y precisa sobre el Holocausto a académicos chinos que imparten cursos de historia universal o civilización occidental en las universidades, o a quienes realizan investigación o estudian el doctorado. Esto facilita mucho más que los chinos comprendan algunas de las características sin precedentes del Holocausto y hace que este hecho histórico sea más tangible y concreto. Además, representa una oportunidad única para que los académicos chinos descubran el Holocausto y el sufrimiento del pueblo judío durante la segunda guerra mundial de forma sistemática, sin ir al extranjero. Asimismo, ofrece la oportunidad de enseñar el Holocausto en cursos relacionados con este tema en China.

Aspectos singulares de los estudios y la enseñanza del Holocausto en China

Los estudios y la enseñanza del Holocausto tienen distintas características en China. En primer lugar, están vinculados a los estudios judaicos en China. Los estudios judaicos ofrecen una buena base para la formación de un conocimiento adecuado del Holocausto. Si pudiéramos resumir el desarrollo de los estudios y la enseñanza del Holocausto en China, veríamos su tendencia: los estudios judaicos llevan al estudio del antisemitismo, lo que a su vez lleva a los estudios y la enseñanza del Holocausto. Con el auge de los estudios judaicos, los estudios y la enseñanza del Holocausto sin duda se extenderán.

En segundo lugar, los estudios y la enseñanza del Holocausto se convierten en una referencia valiosa para los chinos, permitiéndoles analizar de nuevo la masacre de Nanjing. Hay que admitir que éste es un objetivo tácito de los estudios y la enseñanza del Holocausto en China: establecer una referencia entre el Holocausto y la masacre de Nanjing. Sería ir demasiado lejos decir que el interés en los estudios y la enseñanza del Holocausto surge de un intento por parte de los chinos —como medida táctica— de destacar sus propios sufrimientos a manos de los japoneses. Sin embargo, los estudios y la enseñanza del Holocausto por supuesto contribuyen a que los chinos aprendan distintas formas de examinar y recordar la masacre de Nanjing en particular y la persecución japonesa de los chinos durante la segunda guerra mundial en general.

En tercer lugar, los estudios y la enseñanza del Holocausto plantea cuestiones de derechos humanos en China. Lo que Hitler hizo está considerado un crimen de lesa humanidad. Esto plantea varias cuestiones en cuanto a la humanidad. Por ejemplo, ¿cómo pudo un grupo de seres humanos (los nazis) cometer este tipo de atrocidades contra otro grupo (los judíos)? ¿Por qué el resto del mundo permaneció en silencio mientras tenía lugar el Holocausto? ¿Cuál es la naturaleza humana? ¿Qué sucedió a la percepción de los derechos humanos durante la segunda guerra mundial? La enseñanza del Holocausto obviamente ayuda a sacar a relucir más debates sobre los derechos humanos entre los chinos.

En cuarto lugar, los estudios y la enseñanza del Holocausto ofrecen lecciones útiles para que los chinos luchen contra la negación japonesa de la masacre de Nanjing. Al igual que la negación del Holocausto en Occidente, algunos historiadores japoneses siguen atacando la autenticidad y la objetividad de las pruebas y el testimonio respecto a los acontecimientos relacionados con la masacre. Por ejemplo, insisten en que las pruebas y los testimonios son inventados, que no existen suficientes documentos primarios para demostrar la masacre y que ésta no es más que una “ilusión”. Ganar la guerra contra la negación del Holocausto ciertamente anima a los chinos a ganar su propia guerra contra la negación de la masacre de Nanjing.


Temas de debate

  1. Debido a la distancia geográfica, social e histórica de China respecto del genocidio cometido por el régimen nazi, el estudio académico chino puede ofrecer una perspectiva singular sobre el Holocausto. ¿De qué formas puede el estudio de una perspectiva externa ayudar a aquellas naciones afectadas directamente por el Holocausto a comprender mejor su propia historia?
  2. ¿Cómo puede el conocimiento del sufrimiento de personas y grupos alejados de nuestras propias familias y sociedades ayudarnos a humanizar “al otro” y contribuir a las posibilidades de paz?
  3. ¿Puede el Holocausto actuar de paradigma a través del cual podríamos comprender otros genocidios y crímenes de lesa humanidad?
  4. En su resolución 60/7, la Asamblea General de las Naciones Unidas “insta a los Estados Miembros a que elaboren programas educativos que inculquen a las generaciones futuras las enseñanzas del Holocausto con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro”. ¿Cuáles podrían ser las consecuencias a largo plazo de iniciativas educativas como las que se llevan a cabo en China?
  5. De acuerdo con el Profesor Xu Xin, ¿por qué el estudio del Holocausto es importante para todas las sociedades y para los chinos en particular?

Calendario de eventos 2012 en conmemoración del Holocausto

Fuente:

http://www.un.org/es/holocaustremembrance/2012/calendar2012.shtml

El Día de la Conmemoración, que se celebra cada año en memoria de las víctimas del Holocausto, tendrá como lema este año «Los niños y el Holocausto». Las Naciones Unidas recordarán el millón y medio de niños judíos que murieron durante el Holocausto, junto con miles de pequeños romaníes y sintis, personas con discapacidad y otros, que sufrieron y murieron a manos de los Nazis y sus colaboradores. Hubo menores que lograron sobrevivir escondiéndose o huyendo a lugares seguros, pero muchos padecieron experimentos médicos o fueron enviados a las cámaras de gas a su llegada a los campos de exterminio. Se ha querido destacar el impacto de la violencia masiva contra los niños porque este tema tiene importantes implicaciones en el siglo XXI.

NUEVAS PUBLICACIONES:

  • Cartel sobre el documentalEl Programa de las Naciones Unidas para la divulgación del Holocausto ha preparado una guía de 32 páginas, destinada a estudiantes mayores de 13 años, que acompañará el documental animado «El último vuelo de Petr Ginz» , basado en la vida y el trabajo artístico de Petr Ginz; un niño judío de Praga que pereció en el Holocausto cuando tenía 16 años. La publicación muestra las ilustraciones y los escritos de Ginz y ofrece un contexto histórico del documental, así como información sobre Naciones Unidas, los derechos humanos y la conmemoración del Holocausto. La guía estará disponible electrónicamente en todas las lenguas oficiales de Naciones Unidas.
  • Portada del folletoEl Programa también ha colaborado con «92 Street Y» Disponible en inglés para desarrollar una lección sobre Petr Ginz en 25 escuelas públicas de Nueva York, que estará dirigida a niños entre 5 y 9 años.

EVENTOS:

Miércoles y jueves, 18 y 19 de enero

  • Serie de conciertos titulados «Recuérdame: Música, Arte y Poesía-Homenaje a los niños de Terezin».Niños entre 5 y 9 años, acompañados por sus profesores, asistirán a esta serie de cuatro funciones en homenaje a los niños de Terezin. Un representante de la División de Divulgación del Departamento de Información Pública de Naciones Unidas hará unas declaraciones al comienzo de cada audición.

Lunes, 23 de enero

  • Evento especial para «IWitness» con el Instituto para la Historia Visual y la Educación, perteneciente a la Fundación de la Shoah
    Lugar: Sala de Conferencias número 2. Edificio Provisional del jardín norte
    Imagen de la portada del sitio web«Iwitness» es una nueva aplicación que, dentro de una colección, permite buscar videos con testimonios de los supervivientes del Holocausto. La aplicación cuenta con herramientas educativas y recursos de apoyo para los estudiantes. Doce clases de alumnos de escuelas secundarias del área metropolitana de Nueva York han sido invitadas a crear un proyecto de investigación a través de «Iwitness». El evento especial, copatrocinado por la Misión de los Estados Unidos ante las Naciones Unidas, mostrará la presentación de ese proyecto y celebrará una mesa redonda con Roman Kent, un superviviente del Holocausto, cuyo testimonio está en la colección.

Martes, 24 de enero

  • Inauguración de la exposición «La cara del Gueto: Imágenes de Fotógrafos Judíos del Gueto de Lodz 1940-1944»
    Lugar: Vestíbulo público de las Naciones Unidas

    Cartel de la exposiciónEsta exposición presenta fotografías nuevas de la vida en el gueto de Lodz, que fueron tomadas por sus habitantes judíos. La exhibición ha sido preparada por la Fundación Topográfica del Terror, con sede en Berlín, en cooperación con el Archivo Nacional de Lodz (Polonia).Durante una investigación en el Archivo Nacional de Lodz, el historiador Ingo Loose y el comisario Thomas Lutz hallaron 27 álbumes de fotografías. En su interior había 12.000 contactos en pequeño formato, clasificados temáticamente y tomados por fotógrafos judíos a petición del Consejo Judío del gueto. Esta colección, que apenas se conoce, incluso entre los expertos en la materia, muestra un decisivo paso en la persecución de los Judíos en el Gueto de Lizmannstadt. Se trata de la primera ocasión en la que estas imágenes serán mostradas al público.

Miércoles, 25 de enero

  • Conferencia conmemorativa del Septuagésimo Aniversario de la Tragedia de Babyn Yar en Ucrania.
    Lugar: Sala de Conferencias número 1. Edificio Provisional del jardín norte.

    >
    La Conferencia ha sido organizada por la Misión Permanente de Ucrania ante Naciones Unidas en colaboración con la Misión Permanente de Israel. Al principio del acto el Secretario General Adjunto de Comunicaciones e Información Pública, Kiyo Akasaka, pronunciará unas palabras. Durante el evento, un álbum de obras de arte dedicadas al Holocausto será presentado por el autor, el destacado artista judío ucraniano Mikhail Turovsk.
  • Proyección de la película «El último vuelo de Petr Ginz», seguido de una mesa redonda.
    Lugar: Sala de Conferencias número 2. Edificio Provisional del jardín norte.
    Cartel del documentalEl Programa de Naciones Unidas sobre el Holocausto proyectará un nuevo documental animado sobre la vida y el trabajo artístico de Petr Ginz, un niño judío de Praga que pereció en el Holocausto cuando tenía 16 años, tras haber pasado dos años en Terezin. Era un brillante muchacho que escribió un diario, cuatro novelas y creó 200 ilustraciones y dibujos durante su corta vida.La proyección se celebrará en asociación con el Programa de Películas Documentales de la Universidad de Wake Forest y el Instituto de Documentales de la Universidad de Florida. Tras el visionado, se celebrará una mesa redonda con el director y con Leo Lowy, un superviviente del Holocausto.[Duración: 1 hora 7 minutos]

Jueves, 26 de enero

  • Inauguración de la Exposición «Un monumento a las obras de Dios: Sueños y esperanzas de los niños durante el Holocausto» y «El Holocausto-Manteniendo la Memoria Viva».
    Lugar: Vestíbulo público de las Naciones Unidas.
    Una página del cuadernoLa exposición ha sido preparada por Yad Vashem, la Autoridad para el Recuerdo de los Héroes y Mártires del Holocausto y mostrará la vida de trece niños durante el Holocausto. A través de sus retratos, sus juguetes y sus dibujos, los visitantes podrán conocer su vida cotidiana durante la guerra.Una página del cuaderno que perteneció a Clairette Vigder, un niño superviviente del Holocausto. Francia, circa 1942Una página del cuaderno
    Una segunda exposición titulada «El Holocausto-Manteniendo la Memoria Viva», mostrará 16 entradas del Concurso del Póster de Estudiantes de Diseño. En la exhibición han colaborado El Grupo de Trabajo para la cooperación internacional en relación con la educación, el recuerdo y la investigación del Holocausto en colaboración con Yad Vashem, el Memorial de la Shoah, el «European Shoah Legacy Institute» y El Programa de las Naciones Unidas sobre el Holocausto.

Viernes, 27 de enero

  • Ceremonia de Conmemoración del Holocausto
    Lugar: Vestíbulo de la Asamblea General.
    Una estrellaLa ceremonia solemne sobre el tema «Los niños y el Holocausto» incluirá un mensaje de vídeo del Secretario General de la ONU y discursos del Presidente de la Asamblea General y los Representantes Permanentes de las Misiones de Israel y de la República Dominicana (invitado) ante la ONU. La Vicesecretaria General de la ONU también lanzará la nueva guía para niños del Programa de Divulgación de las Naciones Unidas sobre el Holocausto.Entre los oradores estará el catedrático Robert Krell, de Canadá, niño superviviente y psiquiatra que ha dedicado su vida a entender el problema de las familias supervivientes del Holocausto y su bienestar. Estudiantes de Nueva York interpretarán las canciones de la «YM & YWHA» de Washington Heights y la producción de Inwood «Sosua: Dare to Dance Together», que se basa en la verdadera historia de la emigración de los judíos refugiados en la República Dominicana.
  • Logo
    Evento paralelo: B’nai B’rith International Disponible en inglésZachor: Memoria del Holocausto a través de las generaciones.
    Lugar: Consulado General de Alemania, 871 United Nations Plaza.
    B’nai B’rith celebrará un desayuno especial sobre la Shoah y su legado a través de las generaciones. Oradores: El embajador Brusso von Alvenslebenm, Cónsul General de Alemania, y Allan J. Jacobs, presidente de B’nai B’rith International.