for_homepage_s

Testigos silenciosos: Historias detrás de los objetos de la Colección del Museo

TESTIGOS SILENCIOSOS:
Historias detrás de los objetos de la Colección del Museo de Yad Vashem

FUENTE:

http://www1.yadvashem.org/yv/es/exhibitions/bearing_witness/homepage.asp

Libro de oraciones adquirido por Zvi Kopolovich en Auschwitz en 1944“Compré este libro de oraciones en Auschwitz en 1944. Lo recibí de un preso ruso a cambio de una porción de mi ración diaria de pan. Él me acompañó a lo largo de todo mi trayecto de sufrimiento en campos de concentración y de muerte en Alemania. Hoy entrego a Yad Vashem en Jerusalén este libro de oraciones único, como un recordatorio para las futuras generaciones y en memoria de mis padres David y Malka Koplovich z”l, los padres de mi esposa Shlomo y Zehava Weiss z”l, mis hermanos y hermanas y todos mis familiares asesinados durante la Shoá.”Zvi Kopolovich, Holón, Israel
18 de jeshván de 5750 – 16 de noviembre de 1989 

Como parte de la tarea de Yad Vashem de preservar la memoria del Holocausto, deseamos ofrecerle un vistazo a algunos ejemplares de la Colección de Objetos junto a sus conmovedoras historias. El Holocausto y la forma en la que fueron asesinados seis millones de judíos es imposible de comprender, pero a través de una historia, y otra, y otra más, el observador puede tratar de percibir lo que ocurrió. Una historia personal, con un objeto auténtico y tangible en su centro, con el agregado de documentos, fotografías y testimonios, permite al visitante entender fragmentos de las experiencias de los sobrevivientes.

Dentro de muy poco no estarán más entre nosotros testigos sobrevivientes de los eventos. Hoy por hoy, quienes podrían testimoniar sobre el pasado eran apenas niños o a lo sumo adolescentes durante los años del Holocausto. Por ello se hace sumamente importante llegar a  los objetos y los testimonios de los sobrevivientes, que son nuestro único vínculo con los sucesos del pasado. Ellos nos brindan sus más preciadas memorias y objetos alrededor de los cuales podemos reconstruir sus historias.

A pesar de que el objeto pueda parecer insignificante, separarse de él suele ser dificultoso – muchas veces es lo único que resta de la vida anterior del sobreviviente y de su familia, y como tal carga con todo el peso de la rememoración. Sólo la percepción de que el objeto hace posible transmitir la memoria a las generaciones futuras permite al superviviente desprenderse de algo tan valioso para él. Es como si proyectara la historia de su vida en el objeto y la transfiriera a nosotros. En ocasiones vemos que el sobreviviente expresa alivio al entregarnos su legado, como si dijera: hasta ahora yo he sido el responsable de difundir la historia a las generaciones futuras; ahora que el objeto está en vuestras manos, tomáis la responsabilidad de relatar la historia, con el objeto como asistente de la misión.

La Colección de Objetos incluye miles de piezas recolectadas a lo largo de la existencia de Yad Vashem. Comprende una gran variedad de objetos que resistieron la guerra, entre ellos efectos personales así como otros que sirvieron a familias y comunidades – algunos son elaborados y espléndidamente manufacturados, otros reflejan en su simplicidad las duras condiciones bajo las cuales fueron realizados.
Sólo una pequeña parte de la colección está exhibida permanentemente en el Museo de la Historia del Holocausto. Aquí le presentamos algunas historias más de objetos invaluables atesorados en la Sala de Colección.
Lo invitamos a recorrer esta exhibición virtual centrada en algunos temas de importancia y a unirse a nosotros en nuestra misión de preservar viva la memoria del Holocausto.

Haviva Peled – Carmeli
Curadora Principal de Objetos y Directora del Departamento de Objetos

El Departamento de Objetos es parte de la División de Museos de Yad Vashem dirigida por Yehudit Inbar.

NIÑOS EN EL HOLOCAUSTO

Un millón y medio de niños fueron asesinados en el Holocausto. Aquellos que sobrevivieron contra todas las probabilidades, ya sea por astucia o por pura suerte, perdieron su niñez y debieron madurar rápidamente. Aun cuando sus familias conseguían evadir a los nazis, moviéndose constantemente, los niños se ve­­­ían lanzados a un ambiente de continuos cambios, lleno de peligros.

Los objetos aquí presentados relatan las historias de niños cuyas experiencias fueron tan variadas como sus destinos, diferentes en cuanto a lugares y circunstancias.

 

EL REMANENTE QUE SOBREVIVIÓ

Para el remanente que sobrevivió, los seis años de la guerra fueron seguidos por un largo y arduo camino a la rehabilitación. Hubo quienes no lograron recuperarse y reanudar sus vidas. Otros, armados únicamente con un espíritu indomable, lograron construir de entre las ruinas una nueva existencia.

Los objetos de esta sección extienden un puente entre el Holocausto y la resurrección, en muchos casos evocando la creación del Estado de Israel.

UN RECUERDO PRECIOSO

El vestido de compromiso de Rajel-Freida Kudlowicz asesinada en TreblinkaEl vestido de compromiso de Rajel-Freida Kudlowicz asesinada en Treblinka
Rajel BrandmesserRajel Brandmesser

Rajel-Freida Kudlowicz, nacida en 1910, se casó con Yeshayahu Brandmesser aproximadamente dos años antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial. La pareja vivía en Ostrowiec, Polonia.

Después de perder su primer hijo debido a una enfermedad, Rajel volvió a quedar embarazada. Su hija Guitele nació sólo cuatro meses antes del estallido de la guerra.

El administrador del molino de harina propiedad de la familia, Henryk Malkiewicz, les propuso esconderlos en su casa en la cercana aldea Stoki Male. Después de la gran aktion en Ostrowiecz en octubre de 1942, los hermanos de Rajel, Henya y Shamai, y otros dos familiares, se refugiaron en la casa de Malkiewicz.

La madre de Henryk sugirió al matrimonio Brandmesser entregarle la niña para criarla como su nieta, mientras ellos permanecían escondidos. Los padres se opusieron porque no tenían intención de separarse de su hija y no se sumaron al escondite. Un tiempo después los que estaban escondidos debieron abandonar el refugio por temor a ser delatados. Antes de hacerlo Henryk les consiguió un nuevo lugar de refugio y siguió ocupándose de sus necesidades. Después de la guerra Henryk Malkiewicz recibió el título de Justo de las Naciones por sus acciones.

Al finalizar la guerra los hermanos de Rajel emergieron de su escondite y regresaron a su hogar. Un vecino polaco les devolvió algunas sus posesiones que tenía guardadas en su casa, entre ellas el vestido de compromiso de Rajel. Sólo después de un tiempo se enteraron los hermanos que Henya, Shamai y la pequeña Guitele habían sido capturados y deportados en noviembre de 1942 a Treblinka, en donde fueron asesinados.

Colección de Objetos de Yad Vashem
Donación de Sara Silman, Tel Aviv, Israel

Una fotografía familiar antes de la guerraUna fotografía familiar antes de la guerra

Yeshayahu y Rajel BrandmesserYeshayahu y Rajel Brandmesser

De derecha a izquierda: Rajel Brandmesser, su prima Mindel Rothstein y Henya KudlowiczDe derecha a izquierda: Rajel Brandmesser, su prima Mindel Rothstein y Henya Kudlowicz

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s